Category: Derechos Humanos

Syriza ha llegado para quedarse

Por Ricardo Angoso, 27 Enero 2015 14:48

¿Qué le espera al nuevo gobierno de Alexis Tsipras en Grecia?

El movimiento Syriza apoyado por los demás grupos de izquierda tendrá un gran margen de maniobra pero llega al poder en un momento en que la crisis sigue viva. Análisis de Ricardo Angoso.

Por: enero 25, 2015
¿Qué le espera al nuevo gobierno de Alexis Tsipras en Grecia?

Los resultados de las elecciones generales griegas no dejan lugar a la duda: la izquierda, liderada en esta ocasión por el movimiento radical Syriza, ha barrido y ha obtenido  una holgada mayoría (149 de 300 diputados). Aparte de ese excelente resultado para esta fuerza política que apenas tiene unos años de vida, si uno suma los porcentajes obtenidos por los socialistas, el histórico PASOK, los comunistas del ultraortodoxo KKE y la nueva fuerza política que conduce el ex primer ministro Papandreu, el Movimiento de los Socialistas Democráticos, la izquierda suma más del 50% de los votos y ha obtenido  casi el 60% de los escaños que estaban en juego. La derecha representada por Nueva Democracia, por su parte, cosecha un modesto segundo puesto, que le deja en posición de recoger el testigo de la oposición, y la extrema derecha, conformada por ese partido más cercano al surrealismo que al nacionalismo heleno, Amanecer Dorado, obtiene un modesto 6% de los votos.
Aunque el máximo líder Syriza, Alexis Tsipras, ha ido racionalizando su discurso en las últimas jornadas de la campaña electoral, sobre todo con la intención de captar el voto moderado de los socialistas desencantados, centristas e incluso del derechista Nueva Democracia (ND), quedan serias dudas acerca de sus verdaderas intenciones. Por ahora, en un discurso rayano a la ambigüedad, Tsipras ha asegurado que “Syriza respetará los objetivos fiscales pero no lo firmado por Samaras”. Eso como poner velas a Dios y al Diablo. Sin embargo, con casi mayoría absoluta y el apoyo de los comunistas ¿quién detendrá a Syriza a la hora de tomar decisiones más allá de las rigurosas políticas que había impuesto la “troika” y la Unión Europea (UE)? Nadie.
Por lo pronto, toda la campaña de Syriza ha estado basada en que la austeridad económica, que devoró a los dos gobiernos anteriores y destruyó al PASOK, ha llegado a su fin y que hace falta una política de mayor gasto por parte del Estado para atender la as demandas que la depauperada sociedad griega tienen en estos momentos. Se calcula que  los griegos han reducido, en estos largos años de crisis, entre un 25 y un 50% en su nivel de vida. Y el desempleo ha llegado hasta el 27% de la población activa, en una cifra similar a la de España.
207445-944-640
SITUACIÓN DE BANCARROTA, ENDEUDAMIENTO Y POBREZA
Lo que no ha dicho Syriza es de donde va a sacar el dinero para pagar los planes sociales anunciados y para el cambio de rumbo. El Estado griego está en bancarrota y endeudado hasta las cejas con todas las instituciones internacionales; la deuda supera el 174% de su Producto Interior Bruto (PIB) y los salarios han bajado un 10% en los últimos dos años. No hay de donde sacar dinero, hacer promesas aprovechando la desesperanza de los griegos es muy fácil, pero lo difícil está por venir: cumplirlas y no defraudar a la sociedad.
A este cuadro tan desolador, casi como si hubiera habido una guerra en Grecia, hay que añadir que el 52% de los hogares griegos depende, en alguna forma, de los subsidios del gobierno y que un 23% de los trabajadores gana menos de 500 euros. Luego la tasa de crecimiento económica tampoco arranca y en el 2014 solo se creció un raquítico 0,6% sobre su PIB, según datos de la UE. Uno de cada tres hogares vive con menos de 10.000 euros al año, en un país con unos precios son similares a los de España e incluso más altos.La pobreza, según los datos oficiales, podría llegar al 40% de la población y un 93%, según estudios recientes, ha disminuido su nivel de vida desde el comienzo de la crisis.
La gran paradoja es que la victoria de la izquierda se produce cuando había ciertas señales positivas en la economía griega. Las previsiones para este año, después de los duros ajustes llevados a cabo por los últimos gobiernos socialista y conservador,eran que iba a caer el desempleo en al menos dos puntos y que el crecimiento económico en el 2015 podría llegar al 2,9% sobre su PIB; incluso la balanza comercial había mejorado y el déficit en la misma se redujo un 11% en 2013 con respecto al año anterior y un 55% con respecto al 2008.
Estas mejoras fueron las que llevaron al primer ministro Antonis Samaras a calificar los últimos dos años como un “una historia de éxito” y, en cierta medida, era verdad. El gobierno de Samaras, como le ha ocurrido ya a una veintena larga de ejecutivos europeos, acabó consumido y devorado por unas reformas que nadie entiende ni asume como necesarias. ¿A quién le gusta que le hagan trabajar más horas y le bajen el sueldo?
El problema es que los datos macroeconómicos, fríamente analizados, estaban mejorando, pero no así el consumo, la calidad de vida de los ciudadanos y el empleo para los más jóvenes, cuya tasa de desempleo casi llega al 54%. La angustia que ha caracterizado a estos años de recesión, recortes y sacrificios ha sido muy intensa y ha golpeado a todos los sectores sociales, ningún griego ha permanecido ajeno a la crisis más brutal que ha conocido este país desde la Segunda Guerra Mundial.
Se puede decir que el nuevo gobierno tendrá un gran margen de maniobra, ya que la mayoría que tiene le permitirá imponer el “rodillo” en el legislativo y no tener que consensuar medidas impopulares con la oposición, pero las dificultades no serán pocas, las adversidades son muchas y Grecia tendrá que cumplir con sus obligaciones internacionales. Sin embargo, vista la amalgama de fuerzas de extrema izquierda de todos los colores que conviven en Syriza, desde maoístas prochinos hasta eurocomunistas, pasando por un sinfín de etiquetas de todos los colores, es más que seguro que surgirán tensiones y divisiones internas. Son grupos sin experiencia institucional ni de gobierno que se han sabido mover bien en las barricadas pero gobernar un país es un desafío muy serio y los objetivos de estos grupos, como es lógico, no son coincidentes.
Grecia entra en un periodo político apasionante, pues se verá si estos grupos antisistema que han comenzado a surgir en todo el continente como hongos son capaces de liderar un país y asumir responsabilidades de gobierno sin provocar una catástrofe, es decir, sin salirse de la UE, la OTAN y abandonar el euro. También servirá para medir el grado de efectividad de las recetas populistas que, aderezadas con un toque izquierdista, pueden ser peor que la enfermedad, ¿será así? El tiempo será el mejor juez de todos estos malos augurios. Veremos qué pasa en los próximos meses.

Nicolás Maduro, de mal en peor

Por Ricardo Angoso, 26 Enero 2015 15:39
Caradurismo
Sin pestañear Maduro acusa a los expresidentes Pastrana, Piñera y Calderón de estar financiados por el narcotráfico. Basta averiguar qué ha pasado con el narcotraficante Walid Makled, quien creó el imperio del tráfico de drogas en Venezuela tras construir una red de corrupción que ha contaminado a sectores fundamentales del Estado venezolano hoy vinculados a este criminal negocio, de la mano de la narcoguerrilla de las FARC
SEBASTÁN BOCCANEGRA

El difunto “comandante eterno” se cansó de insultar y acusar de conspiradores a todo tipo de personajes y presidentes de otros países sin pensarlo dos veces antes de disparar. Ahora el hijo sucesor hace lo mismo en proporciones que ya comienzan a provocar comparaciones.

Porque cuántas veces Nicolás ha señalado supuestos conspiradores con la conocida advertencia de que “tengo las pruebas en la mano” y “voy durísimo”, sin que aparezcan las fulanas pruebas y la amenaza de ir con todos los hierros no pase de ser una fanfarronada más.

Ahora afirma sin pestañear que los expresidentes latinoamericanos Andrés Pastrana, Sebastián Piñera y Felipe Calderón, quienes participan hoy en Caracas en un foro democrático organizado por sectores de la oposición están financiados por el narcotráfico.

Y así aflora nuevamente la ligereza del discurso presidencial no solo del actual mandatario sino del gobierno chavista continuado que si algo no tiene es fortaleza moral para estar acusando a diestra y siniestra a quien quiera de vínculos con el narcotráfico.

Basta averiguar qué ha pasado con el narcotraficante Walid Makled, quien creó el imperio del tráfico de drogas en Venezuela tras construir una red de corrupción que ha contaminado a sectores fundamentales del Estado venezolano hoy vinculados a este criminal negocio, de la mano de la narcoguerrilla colombiana de las Farc.

Makled está en una cárcel venezolana y condenado a no hablar en un juicio, como debe ser en un estado de derecho. Y no hay que ser un genio para saber por qué no lo enjuician. Basta recordar lo que declaró públicamente en Colombia antes de ser extraditado a Venezuela cuando con nombre y apellido comenzó a mencionar a altos jerarcas civiles y militares del chavismo a quienes les pagaba para facilitar sus operaciones criminales. Si Makled pudiera hablar llegaría el juicio final.

Por ello se entiende que lo condenen al silencio. Pero lo que sobrepasa cualquier nivel de cinismo imaginable es que Nicolás, con ese bacalao a sus espaldas que podría explotar Makled, acuse alegremente a quien se le ocurra de estar vinculado al narcotráfico.

Recesión a la vista en América Latina

Por Ricardo Angoso, 22 Enero 2015 14:20
Latinoamérica preocupa
El Fondo Monetario Internacional rebajó su pronóstico de crecimiento regional al 1,3 % en 2015, nueve décimas menos que en octubre; e hizo lo mismo respecto a 2016, al situarlo en el 2,3 % , cinco décimas menos
0 0a

Los dos años consecutivos de recesión económica de Argentina y Venezuela, y el crecimiento “anémico” de Brasil suponen los principales motivos de inquietud para el Fondo Monetario Internacional (FMI) con respecto a América Latina y el Caribe.

En su actualización del informe de “Perspectivas Económicas Globales”, el Fondo rebajó su pronóstico de crecimiento regional al 1,3 % en 2015, nueve décimas menos que en octubre; e hizo lo mismo respecto a 2016, al situarlo en el 2,3 % , cinco décimas menos. “Hoy lo que se siente en gran parte de América Latina y el Caribe es inquietud”, dijo el director del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, en una rueda de prensa en la sede del organismo, en Washington.

Después de varios años en los que América Latina crecía por encima de las economías avanzadas, las estimaciones para este año plantean que el crecimiento regional sea la mitad del de los países más desarrollados.

Como factores de este frenazo, el organismo internacional apuntó al descenso de “los precios de las materias primas debido al debilitamiento inesperado de la demanda en varias de las principales economías, entre ellas, China”, y en especial el del petróleo.

El gran damnificado en la región es Venezuela, debido a su extremada dependencia de las exportaciones petroleras, seguido por Argentina y Brasil. Para Venezuela, el Fondo empeoró sus previsiones hasta un crecimiento negativo del 4 % en 2014 y del 7 % en 2015, y subrayó que “cada disminución de 10 dólares en el precio del barril de crudo acarrea un deterioro del orden del 3,5 % en el PIB”, lo que “agudiza los problemas fiscales y la recesión” en el país.

En este sentido, advirtió de las implicaciones para los países del Caribe que forman parte del programa Petrocaribe, a través del cual reciben petróleo venezolano subsidiado, dado que las crecientes tensiones en Venezuela han provocado que su apoyo al plan “ha comenzado a reducirse”.

Por lo que respecta a Argentina, y a pesar de la “moderación” de las presiones cambiarias y de un “crecimiento más vigoroso de lo previsto en 2014″, Werner señaló que el país “continúa haciendo frente a importantes desequilibrios macroeconómicos”.

De cara a este año, se prevé una caída de 1,3 % para la economía argentina, que se sumaría al retroceso de 0,4 % el año pasado. Finalmente, Brasil encadenará dos años de un crecimiento calificado de “anémico”, cifrado en el 0,1 % en 2014 y el 0,3 % en 2015.

Al respecto, Werner resaltó que “la confianza del sector privado se ha mantenido obstinadamente débil incluso después de que se disipara la incertidumbre relacionada con las elecciones”, en las que fue reelegida la presidenta brasileña Dilma Rousseff.

No obstante, consideró que “el renovado compromiso de las autoridades de contener el déficit fiscal y reducir la inflación debería ayudar a apuntalar la confianza en el marco de la política macroeconómica”.

Otros países exportadores de petróleo y gas, como Bolivia y Ecuador, también verán afectadas sus perspectivas de crecimiento, según el Fondo, pero cuentan con posiciones fiscales iniciales “lo suficientemente sólidas como para hacer frente al impacto”. En el resto de Sudamérica, las perspectivas son más favorables. Se prevé que Colombia crezca un 3,8 % en 2015, Perú un 4 % y Chile un 2,8 %.

Por su parte, México y América Central encaran un panorama algo más optimista, aupadas por la consolidación de la recuperación en Estados Unidos. Para México, el Fondo ve un crecimiento del 3,2 % este año, desde un 2,1 % en 2014, aunque supone tres décimas menos que en octubre.

Werner indicó que la economía mexicana sigue siendo “sólida”, con políticas macroeconómicas estables, y achacó esta leve revisión a la baja a una “sobreestimación” del peso del sector exportador y la “incertidumbre” creada entorno a las reformas de sectores clave como el energético o el fiscal.

Del mismo modo, las economías de América Central y el Caribe crecerán, de acuerdo a las últimas previsiones del Fondo, una media del 2 % las dependientes del turismo y un 2,9 % las más basadas en las materias primas.

Los palestinos, incapaces de abandonar el terrorismo

Por Ricardo Angoso, 21 Enero 2015 15:17

12 heridos al ser apuñalados por un palestino en un autobús en Tel Aviv

Detenido el atacante, un joven de 23 años que no ha sido identificado

Médicos atienden a uno de los heridos / Y. YOSEF (REUTERS) / REUTERS LIVE!

Al menos 12 personas han resultado heridas de diversa consideración tras ser apuñaladas este miércoles por un joven palestino en un autobús en la ciudad de Tel Aviv, ha informado la policía israelí.

Los hechos se han producido esta mañana, cuando un palestino de 23 años procedente de Tulkarem, (Cisjordania), que entró en Israel de forma ilegal y que no ha sido identificado, ha atacado a varios pasajeros en el interior de un autobús público de la línea 40 que circulaba por la avenida Menachem Begin, en el sur de Tel Aviv, ha precisado Miki Rosenfeld, portavoz de la policía. La fuerzas de seguridad israelíes han informado de que están tratando el ataque como un atentado terrorista.

Varias miembros de fuerzas de seguridad han acudido a la zona, donde han reducido al atacante, a 400 metros del lugar de los hechos, con un disparo en la pierna y han procedido a su detención e interrogatorio “con el fin de evitar nuevos ataques en la zona”, ha precisado Rosenfeld. Según el portavoz, cuatro de los heridos se encuentran en un estado entre moderado y grave, mientras que cinco presentan heridas de baja consideración.

El movimiento islamista Hamás ha mostrado su satisfacción por el ataque. “Es una operación heroica y la reacción natural al terrorismo israelí”, ha apuntado el portavoz del grupo, Sami Abu Zuhri, en un comunicado difundido entre los medios.

En opinión del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, lo ocurrido es “resultado directo de la incitación tóxica por parte de la Autoridad Palestina contra los judíos y su Estado”. “El mismo terrorismo intenta dañarnos en París, Bruselas y todas partes”, ha añadido, en referencia al ataque contra un supermercado kosher en la capital francesa hace dos semanas en el que murieron cuatro judíos.

Argentina en la impunidad

Por Ricardo Angoso, 20 Enero 2015 22:19

El precio de meterse con la impunidad

Todavía se recuerdan las explicaciones penosas que daba un miembro de la Corte sobre la falta de progreso de la investigación del coche bomba que voló la embajada de Israel en marzo de 1992. La falta de progreso para determinar los autores del gravísimo atentado en la calle Arroyo quedó oculta luego por la carnicería en la AMIA, cuya impunidad ha surcado casi dos tercios de la recuperación democrática.
Los dos mega atentados están impunes. Esa es una verdad incontrastable y, a la vez, acusadora de la ineptitud institucional para resolver la agresión terrorista. Es que la impunidad es síntoma más agraviante del mal funcionamiento de una sociedad democrática.
El fiscal Alberto Nisman ha pagado con su vida meterse con la impunidad. Su muerte se inscribe inexorablemente en este cuadro en el que las necesidades políticas anteceden a la ley y a las instituciones. Y cuando se ingresa a ese terreno en el que se confunde política con métodos mafiosos.
Su muerte reintrodujo el miedo en la sociedad argentina, conmocionada e impotente.
Nisman acusó a la Presidenta y al Canciller de haber negociado con iraníes prófugos de la justicia argentina. Y que el Memorándum de Entendimiento con Irán, impuesto por Cristina Kirchner, tenía una raíz de toma y daca: levantamiento de las tarjetas rojas de Interpol a los prófugos a cambio de un generoso acuerdo comercial.
Timerman en su defensa dijo que el acuerdo con Teherán no está operativo y que las tarjetas rojas de Interpol se mantuvieron. Pero así como dijo una cosa, también había dicho otra: todavía se recuerdan los insultos a Eliaschev, el periodista que había descubierto la reunión secreta del canciller con su colega iraní en la ciudad siria de Aleppo, hoy uno de los principales campos de batalla entre las fuerzas sirias y los rebeldes, sobre todo miembros del Estado Islámico. Su apego a la verdad, entonces, está flojo de papeles, como su aptitud para manejar las relaciones exteriores del país.
La verdad, entonces, deberá surgir –si surge– de una investigación seria que esclarezca, primero, la muerte de Nisman. Y que determine qué pruebas tenía para avanzar sobre Cristina Kirchner y Héctor Timerman.
La pobreza de la defensa del Gobierno desde que se presentó la denuncia, por un lado, y la
confusa acusación a un sector de la inteligencia como responsable de un suicidio inducido de Nisman, por el otro, resumen otro dato también fácilmente comprobable: el régimen kirchnerista no tolera el escrutinio público ni la ventilación de sus actos.
Quizá Nisman haya hecho una última contribución para conocer qué esconde la cara oscura que instala el miedo.

Yo soy Nisman

Por Ricardo Angoso, 20 Enero 2015 13:55
Por el Editor del diario Clarín

Hubo fuerte impacto político. El Gobierno abonó la teoría de que el fiscal se quitó la vida. La autopsia lo sugiere, pero no se descartó “instigamiento”. Nisman había acusado a Cristina por el caso AMIA.

Veinte años después, volvió a estallar la bomba de la AMIA. La figura que repitieron los familiares de las víctimas del mayor atentado terrorista de la historia argentina graficó con precisión la conmoción que generó en la mañana de ayer la noticia de que había aparecido muerto en su departamento el fiscal Alberto Nisman, el hombre que había estremecido al país cinco días antes denunciando a la Presidenta de la Nación, junto a funcionarios y allegados de fabricar un plan de impunidad para los iraníes sospechados de atentar contra la mutual judía el 18 de julio de 1994, con un saldo de 85 muertos. Nisman es el muerto 86, decía otra metáfora simple que se imponía ayer.

El suicidio, la hipótesis que se apuraron a instalar las principales voces del Gobierno desde temprano, pareció comenzar a validarse con los primeros datos de la autopsia que se conocieron por la tarde. Pero ahí no se cierra la historia. “Se va a investigar si hubo algún tipo de inducción o instigación a través de amenazas”, avisó la fiscal Viviana Fein, que quedó a cargo del caso. Y detrás de esa posible instigación se vuelven a dividir las aguas que fragmentan hoy a la sociedad argentina. Quienes creen que el brazo que empujó a Nisman a la muerte fue cercano al Gobierno, salieron anoche a las calles, a la Plaza de Mayo, la Quinta de Olivos y diversos puntos del país, a hacer sonar sus cacerolas. Del otro lado, la propia Presidenta y los voceros oficiales y oficiosos de la Casa Rosada difundieron la tesis opuesta: que Nisman terminó siendo víctima de un plan del que habría sido partícipe, pergeñado por “poderes mafiosos” para dañar al Gobierno.

Para ayer, había pronóstico de día de furia. Nisman iba a ir al Congreso con la intención de ampliar la información de su denuncia a los diputados. Había pedido que la reunión vespertina fuese a puertas cerradas por el tenor de los datos de inteligencia que había acopiado como fundamento de su acusación. El oficialismo no tenía ganas de escucharlo. Ya había revelado su intención de confrontarlo “con los tapones de punta” y ante las cámaras de TV. Pero el luto se anticipó al escándalo.

La noticia rebotó de inmediato en los sitios informativos de todo el mundo. El canciller israelí, Avigdor Lieberman, lamentó la muerte de un hombre “valiente y destacado que peleó incesantemente por la justicia”. La Casa Blanca expresó su “profundo pesar” y dio orden a su flamante embajador en Buenos Aires de seguir el caso.

Aquí, lo de siempre. La Presidenta no creyó necesario pedir la cadena nacional de radio y TV, tan utilizada para casi todo. Al caer la tarde, sin embargo, publicó en su sitio en Facebook una larga carta en la que mechó antiguas anécdotas personales con tono de diario íntimo y encuadró la muerte de Nisman en el esquema habitual del relato oficial, con su canon de buenos y malos. “¿Quién fue el que ordenó volver al país al fiscal Nisman el día 12 de Enero, interrumpiendo vacaciones?”, escribió Cristina Kirchner y rodeó ese interrogante de párrafos sugerentes al vincular temporalmente el regreso del fiscal al país con la masacre de extremistas islámicos en la redacción parisina de Charlie Hebdo, la cercanía del juicio por encubrimiento del atentado a la AMIA y -cuándo no- las tapas de Clarín de la semana pasada que aludían a la masiva concurrencia a la marcha contra el terror en París, la ausencia del canciller como representante oficial del Gobierno argentino en la misma y la posterior denuncia de Nisman contra la Presidenta, Héctor Timerman, Andrés “Cuervo” Larroque, Luis D’Elía, Fernando Esteche y el ex juez Héctor Yrimia por negociar la impunidad de los iraníes. Para la Presidenta, un hilo invisible une todos esos hechos.

La magnitud de la muerte no logró unificar la reacción de la dirigencia política opositora. Mauricio Macri primereó al resto de los candidatos presidenciales reiterando el reclamo por la “transparencia en los servicios de inteligencia” desde el atril de la sede del Gobierno porteño. Los radicales, con Ernesto Sanz y Ricardo Alfonsín a la cabeza, alentaron movilizaciones en reclamo de justicia. Desde Tigre, Sergio Massa propuso convocar a sesiones extraordinarias para derogar el memorándum de entendimiento con Irán. El socialismo pidió no dividir a la sociedad y la reunión en el Congreso a la que iba a asistir Nisman terminó en un raleado minuto de silencio de homenaje.

A todo esto, el cuerpo de Nisman comenzaba a hablar. Por la tarde, las fiscal Vivian Fein, a cargo de la investigación, informaba que la autopsia había determinado que el fiscal murió “sin intervención de terceras personas” en el baño de su departamento del piso 13 de la Torre Le Parc de Puerto Madero de un solo disparo en la sien.

Fuentes de la investigación informaron que la pistola Bersa calibre 22 que fue encontrada bajo el cuerpo de Nisman le habría sido entregada el sábado por la tarde por un empleado de su fiscalía.

“Todo los caminos conducen a un suicidio”, se había apurado a instalar públicamente el secretario de Seguridad, Sergio Berni, que se apersonó en Puerto Madero y tomó la conducción del accionar de la policía científica en el departamento de Nisman en la noche del domingo, antes incluso de que llegara al lugar el juez Manuel de Campos y la fiscal. El omnipresente secretario jura que fue para preservar la escena del crimen.

Tras una década a cargo de la investigación del atentado a la AMIA, Nisman tuvo un inesperado momento de fulgor en su última semana de vida.

Regresó el lunes a Buenos Aires de unas vacaciones en Europa con su hija y el miércoles presentó la impactante denuncia con más de trescientas páginas en la que describía un “plan criminal de impunidad” que habría puesto en marcha la Presidenta junto a sus colaboradores en la previa de la firma del memorándum de entendimiento con Irán firmado en enero de 2013. Dejó trascender algunos de los tramos de las escuchas telefónicas al teléfono del dirigente comunitario islámico Jorge “Yussuf” Khalil que habían servido de fundamento a su denuncia. Pero avisó que tenía mucho más. Que necesitaba que lo relevaran del secreto de inteligencia para dar más nombres.

La jueza María Romilda Servini de Cubría, de turno por la feria de enero, decidió no darle impulso a la causa hasta el regreso del juez titular, Ariel Lijo, que volvió finalmente ayer, se hizo cargo del expediente y mandó a proteger más de 900 discos compactos con grabaciones. Nisman había prometido revelar más datos en el Congreso. Si el kirchnerismo se lo permitía.

En los últimos días había hablado con decenas de periodistas, dirigentes políticos y comunitarios. Todos lo habían notado convencido de lo que estaba denunciando y decidido a ir a fondo. El sábado se encerró en su departamento a terminar de revisar papeles y preparar su presentación ante los diputados. Intercambió mensajes de texto hasta última hora de la tarde. Sus interlocutores lo notaron tranquilo y de buen humor. Pero algo pasó.

Cuando su custodia le tocó la puerta a las 11.30 del domingo, como les había pedido, nadie respondió. Llamaron a su secretaria y no hubo caso. Fueron a buscar a su madre, pero su llave no logró abrir la puerta de servicio que estaba bloqueada desde adentro. Hubo que ir por un cerrajero, que finalmente liberó el paso. Nisman estaba tirado en el baño, sobre un charco de sangre.

A las 12.08 del lunes, Damián Pachter, un periodista del Buenos Aires Herald, fue el primero en lanzar la noticia en Twitter. Estupefacción e incredulidad fueron la reacción de quienes se iban enterando. Natasha Niebieskikwiat e Ignacio Ortelli de Clarín corrieron junto a una decena de colegas hasta el epicentro de la noticia en Puerto Madero. A las 4.20 de la mañana, la fiscal confirmaba la muerte antes los micrófonos. Dos horas después, retiraban el cuerpo. El país comenzaba a amanecer con la noticia menos pensada. Otra vez conmovido y aterrado. Y sin respuestas.

Maduro, en su laberinto

Por Ricardo Angoso, 19 Enero 2015 16:43

Una ‘tormenta perfecta’ pone a prueba al Gobierno de Venezuela

La caída del petróleo y el menor apoyo cubano lastran el mandato de Nicolás Maduro

Una tormenta perfecta se cierne sobre el Gobierno de Nicolás Maduro, el sucesor designado por Hugo Chávez poco antes de morir y ratificado en las urnas como presidente de Venezuela en abril de 2013. Todo lo que antes le era favorable a las autoridades de Caracas ahora parece haberse vuelto en su contra.

La mala racha del bolivarianismo se concreta en las largas filas que se forman para entrar a tiendas de alimentación y supermercados, por lo general, desprovistos de productos básicos de la canasta diaria, como leche, carne, papel higiénico, detergentes o harina de maíz.

“La culpa de las colas la tiene la derecha”, diagnosticó el pasado miércoles el presidente de la Asamblea Nacional y número dos del chavismo, Diosdado Cabello. Dos días más tarde, el diputado del oficialismo Julio César Chávez denunció que Estados Unidos había enviado “expertos en doctrina de colapso económico” para comandar la “guerra económica” que, según la jerga gubernamental, la revolución libra.

Pero las dificultades se multiplican con otra guerra, la del petróleo, que el Gobierno atribuye a una estrategia de Estados Unidos para quebrar a Rusia y, asegura Maduro, “darle con el codo a Venezuela”. Desde junio hasta ahora, el precio medio del barril de petróleo —así como las divisas que reporta— ha caído el 60%. Al final de la semana el crudo venezolano se cotizaba, por primera vez desde 2008, por debajo de los 40 dólares por barril.

La incertidumbre, el miedo a la inseguridad y la carestía imponen unos rigores a la subsistencia diaria

Los mercados perciben que el riesgo de que Venezuela —poseedora de las mayores reservas de petróleo en el mundo— deje de pagar sus compromisos externos va en aumento. La agencia Moody’s rebajó la categoría de la deuda venezolana al nivel de “alto riesgo”, lo que encarece el financiamiento externo del país.

El presidente Maduro inició el año con una gira de 14 días por Rusia, China y cuatro naciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), que concluyó este sábado sin resultados visibles ni en términos de estabilidad de los precios petroleros, ni en captación de dinero fresco para Venezuela.

Pero también en el plano internacional, el país enfrenta un reto empinado y novedoso. Desprovista de la palanca petrolera como argumento diplomático, al mismo tiempo le falla el apoyo cubano. El régimen castrista luce más concentrado en buscarse su propia suerte y prepararse para un futuro sin subsidios de petróleo venezolano. La Habana negocia el restablecimiento de relaciones con Washington mientras se esmera en dar muestras de distensión con los resultados de las rondas de paz entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FARC), que se realizan en la capital cubana. Venezuela participa en el proceso como país acompañante pero con un papel casi ceremonial.

La incertidumbre, el miedo a la inseguridad y la carestía imponen unos rigores a la subsistencia diaria que, de tan intolerables, alimentan en las calles de las ciudades venezolanas la sensación de que algo decisivo va a pasar.

El propio oficialismo comparte esa percepción. “Si se prende el peo, con Maduro me resteo”, coreaban el miércoles pasado en Caracas los asistentes a una discreta concentración en apoyo de la gira de Maduro. La consigna quiere decir que, si se producen disturbios, sus seguidores están dispuestos a sacrificarse por él.

El pasado lunes, el think tank Stratfor se hizo eco en un informe de los rumores acerca de una conspiración encabezada por militares y sectores del chavismo para desalojar a Maduro del poder.

Ciertamente, los tiempos de vacas flacas han puesto de relieve las fracturas internas del oficialismo, desacuerdos que antes el liderazgo de Chávez era capaz de atajar. Por la izquierda, facciones como Marea Socialista —la más visible entre sus críticos— acusan al presidente de desvirtuar la revolución. Por la derecha, los grupos de tecnócratas y militares que tienen a Diosdado Cabello como su potencial representante, apenas ocultan sus dudas sobre la capacidad de Maduro para gestionar una situación que ya va adquiriendo tintes de crisis humanitaria y que fácilmente puede derivar en desórdenes públicos.

Las disputas intestinas del chavismo paralizan al Gobierno, que se ha inhibido por falta de apoyo político de adoptar medidas económicasque se llegaron a anunciar, como la modificación del intrincado régimen de control de cambios de divisas, o el llamado “sacudón” que Maduro planteó en el primer semestre de 2014 para hacer más eficiente la gestión del aparato del Estado.

Antisemitismo, una enfermedad crónica del peronismo

Por Ricardo Angoso, 16 Enero 2015 16:01

Cristina Fernández, denunciada por encubrir una matanza de judíos en Buenos Aires

La presidenta argentina ha sido denunciada por un supuesto encubrimiento a los imputados del atentado contra intereses judíos en 1994 en Buenos Aires.

Cristina Fernández de Kirchner.

LD (AGENCIAS) 2015-01-15
En un documento judicial de casi 300 páginas, el fiscal especial de la causa AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina), Alberto Nisman, señala a Cristina Fernández de Kirchner por los delitos de “encubrimiento agravado, incumplimiento de deber de funcionario público y estorbo del acto funcional”.

La denuncia alcanza también al canciller, Héctor Timerman, al diputado oficialista Andrés Larroque, los militantes Luis D’Elia, Fernando Esteche, personal de la secretaría de Inteligencia de la Presidencia argentina, el exfiscal federal y exjuez de instrucción Héctor Yrimia, y el referente comunitario iraní Jorge “Yussuf” Khalil.

Según el fiscal, la denuncia se basa en evidencias reunidas mediante escuchas telefónicas sobre las maniobras del Gobierno argentino para “librar de toda sospecha a los imputados iraníes” y “fabricar la inocencia de Irán”. El titular de la Unidad Fiscal Especial de Investigación del Atentado a la AMIA apuntó que “por expresas órdenes de la presidenta se configuró una diplomacia paralela de facto que desde las sombras permitió llevar adelante el plan criminal”.

Nisman detalló a la prensa que en las escuchas no está registrada la mandataria argentina, pero sí Larroque y el dirigente piquetero D’Elía que, según el fiscal, aparece hablando directamente con Mohsen Rabbani, exjefe de la Guardia Revolucionaria iraní y uno de los principales acusados por el atentado (prófugo y buscado por la Interpol). De acuerdo con Nisman, las negociaciones con Teherán comenzaron en 2011, cuando Fernández decidió acercarse a Irán para “restablecer relaciones comerciales plenas” con el objetivo de superar “la crisis energética argentina mediante un intercambio de petróleo por granos” y “hasta venderle armas”.

Las supuestas conversaciones culminaron dos años después con la firma del Memorándum de Entendimiento entre ambos países, que preveía la revisión de toda la documentación de la investigación judicial y la posibilidad de que los sospechosos del ataque terrorista fuesen interrogados en suelo iraní. El acuerdo fue aprobado por el Congreso argentino, de mayoría oficialista, pero nunca llegó a aplicarse por la negativa del Parlamento iraní a ratificarlo.

El memorándum recibió numerosas críticas, entre ellas por parte de Nisman, que lo consideró una “indebida intromisión del Poder Ejecutivo en una esfera exclusiva de la función judicial” y “un atropello a derechos y garantías reconocidos por la Constitución Nacional”.

El secretario general de la Presidencia argentina, Aníbal Fernández, calificó la denuncia como “una ridiculez pocas veces vista” y dijo que es “es un manotazo de ahogado típico de alguien que responde a otras estructuras” además de anticipar medidas judiciales por parte del Gobierno. El ministro del Interior y precandidato oficialista para las presidenciales, Florencio Randazzo, vinculó las acusaciones la disputa interna en el servicio secreto argentino que llevó recientemente a la renuncia de su titular. Para el ministro, se trata de “un pase de factura de sectores corporativos que perdieron con las últimas decisiones tomadas en la Secretaría de Inteligencia”. También el presidente de la AMIA, Leonardo Jmelnitzky, expresó su sorpresa y afirmó que “no preveíamos que pasara una cosa así”.

El atentado contra la AMIA causó 85 muertos y 300 heridos el 18 de julio de 1994, dos años después de que una bomba explotara frente a la embajada de Israel en Buenos Aires y provocara 29 víctimas mortales. La comunidad judía atribuye a Irán y a la organización Hezbolá la planificación y ejecución de ambos atentados.

Inseguridad creciente en América Latina

Por Ricardo Angoso, 15 Enero 2015 15:23

Ricardo Angoso: Las razones de la inseguridad en América Latina

15 de enero de 2015

Violencia América Latina


América Latina ya es el continente más violento del mundo, según un informe recientemente publicado por las Naciones Unidas, habiendo desplazado en este triste récord a Africa. Al año se producen alrededor de 450.000 asesinatos, la mayor parte de ellos quedan impunes, y 40 de las 50 ciudades más peligrosas del mundo se encuentran en el continente. ¿Cuáles son las causas de esa violencia irracional, descontrolada y ajena al control de los gobiernos?

Muerte impunidad1.La impunidad. En la mayor parte de los países de América Latina, la mayoría de los delitos quedan en la impunidad y numerosos crímenes y homicidios nunca se juzgan. En Venezuela, por ejemplo, el 97% de los delitos quedan sin resolver y sin que los responsables respondan ante la justicia. En Colombia ocurre un tanto de lo mismo: una reciente encuesta señalaba que solo se denuncia una cuarta parte de los delitos (780.000) y eso daría que la cifra total podría llegar a los 3.000.000 de personas afectadas por los mismos. De los casi dos millones de colombianos que sufrieron alguna modalidad de hurto, solo 498.000 entablaron alguna denuncia ante las autoridades.

2.Inexistencia de una educación pública de calidad. Si exceptuamos algunos casos, como Argentina, Chile, Costa Rica y Uruguay, los sistemas educativos imperantes en América Latina son muy deficientes, escasamente dotados en medios y personal y no suelen ser ni universales ni gratuitos. En el informe PISA, que realiza la Organización para la Cooperación al Desarrollo (OCDE), los países de América Latina, pero especialmente Colombia y Perú, ocupan los últimos puestos y otros, como los de América Central, Bolivia, Ecuador y Venezuela, ni siquiera aparecen. Brasil, por ejemplo, casi todos los años se encuentra entre el 25% de los últimos sobre un total de 65 países medidos y estudiados. Sin educación, sin escuela, no hay formación ni valores.

3.Crisis de la institución familiar. El 84% de los niños colombianos nace fuera del matrimonio. En todo el continente hay millones de niños nacidos fuera de la institución familiar, muchas veces en condiciones de miseria, y se constata que la planificación familiar ha fracasado en casi todos los países. La población de Venezuela se dobló entre la década de los ochenta y el año 2011, pasando de los 14 millones de habitantes a los 28, y Colombia pasó de 30 millones a 47 en 27 años. La primera escuela de la vida es la familia, pero si no existe la familia, ¿quién suple ese papel? La calle, que en países donde reina la inequidad y la exclusión social es la primera escuela de la criminalidad.

4.El fracaso de la Justicia. La justicia en América Latina, si realmente merece tal nombre en el continente, es de las peores del mundo. Según el informe del World Justice Project del año 2014, sobre 99 países estudiados y analizados solamente tres países de la región -Chile, Perú y Uruguay- se encuentran entre los 40 primeros del mundo por la calidad de su sistema judicial y siete países del continente se encuentran entre los 25 más corruptos del planeta. ¿Con esa justicia de pésima calidad se puede hacer frente a la criminalidad en alza?

Delincuentes carcel5.Las cárceles, escuelas de criminalidad. La situación en las cárceles latinoamericanas es alarmante. El gobierno de Honduras reconoce que 23 de sus 24 cárceles no cumplen con los requisitos exigidos. La saturación en Colombia podría llegar al 200% con respecto a sus cupos, señalaba recientemente un medio local; el gobierno reconoce que podría llegar al 120%. Las cárceles de Guatemala son un caos, informa el periódico América Economía, y desde fuentes oficiales se reconoce que hay una sobrepoblación del 156% en sus recintos penitenciarios. Pero quien se lleva el primer premio es Venezuela, quizá el país más inseguro del mundo, donde hay 55.000 reclusos y un hacinamiento que llega casi al 200%. Criminalidad, asesinatos impunes, motines violentos y una corrupción sin parangón en el mundo son las principales características del sistema penitenciario de este país.

México muerte6.Corrupción e ineficacia policial. La corrupción policial es evidente en una buena parte de los países de América Latina, pero los que se llevan la palma en este asunto son Argentina, México, Venezuela, Honduras, Guatemala y El Salvador. La reciente desaparición de 43 estudiantes de magisterio en México ha mostrado al mundo la conexión que hay en ese país entre las bandas criminales y las fuerzas de seguridad, las cuales, en connivencia con el poder político local, entregaron a los asesinos a estos muchachos todavía desaparecidos.

7.Escasa presencia de los cuerpos de seguridad. Si uno pasea por las calles de Caracas, Guatemala, Bogotá, Quito y San Salvador, llama la atención la escasa presencia policial que hay en las horas de la noche. En países con una fuerza policial impresionante, como Colombia (180.000 policías, el triple que España), las fuerzas de seguridad se hacen invisibles en la noche y el crimen campa a sus anchas.

Armas violencia8.El tráfico de armas. En México se calcula que existen más de 10 millones de armas ilegales, en Venezuela los cálculos más optimistas hablan de entre 9 y 11 millones y en Colombia, aunque algo más baja la cifra, algunos medios cifran entre 2 y 4 millones. En el continente hay seguramente más armas que en ninguna otra parte del mundo y acceder a una de ellas es relativamente fácil, solo te hace falta dinero.

9.Falta de valores y principios morales. No está ligada la pobreza a una mayor o menor violencia o a una tasa de homicidios más alta. Países muy pobres como Nicaragua, Bolivia y Paraguay, por citar tan sólo tres ejemplos, tienen unas tasas de criminalidad y de homicidios muy bajas, mientras que, por el contrario, México, Venezuela y Colombia, con una renta per capita mayor que los citados, lideran las tasas de criminalidad y homicidios junto con Honduras y El Salvador. Hace falta más educación y menos armas.

Niños Armas10.Cultura de la violencia. Es inconcebible que en el último mundial de fútbol, celebrado en Brasil en el año 2014, los estallidos de violencia que se dieron cuando, por ejemplo, Colombia ganó frente a sus adversarios. En un partido fueron asesinadas nueve personas y en otro, diez. Y en Argentina, cuando perdieron frente a Alemania en el mismo evento deportivo, hubo gravísimos incidentes y violencia de los hinchas contra la policía. Consecuencias: 70 heridos, un muerto, cien detenidos y un sinfín de daños no cualificados en el mobiliario urbano. Hace falta analizar por qué ocurren estos estallidos de violencia y cómo atajarlos debidamente. Por cierto, en Alemania, que ganó el mundial, no hubo ni un solo fallecido en la noche de celebración.

11.Ausencia del Estado. La conjunción de todos estos elementos anteriormente reseñados, junto con otros, como la escasa movilidad social en sociedades claramente inequitativas, la falta de oportunidades de un importante segmento de la población y una suerte de generación perdida muy joven, desarraigada y ajena a todo tipo de valores -las “maras” y las bandas juveniles-, conforman una realidad muy compleja que implica para América Latina una nueva forma de hacer frente al desafío de la inseguridad. Pero, aparte de estas consideraciones, sin verdaderos Estados dotados de una justicia ágil, unas fuerzas de seguridad no corrompidas, unos centros penitenciarios profesionales y un sistema educativo integrador, por citar tan sólo algunos aspectos, no habrá una respuesta adecuada y la inseguridad creciente acabará convirtiéndose en una pandemia continental.


Ricardo Angoso 2
Ricardo Angoso

Periodista español
rangoso@iniciativaradical.org
@ricardoangoso


Venezuela, el país más violento del mundo

Por Ricardo Angoso, 14 Enero 2015 15:44
Planes fracasados
El diputado José Ramón Arias asegura que un total de 24 mil 980 personas fueron asesinadas a manos de la violencia durante el año 2014 dando por fracasados todos los planes implementados por el gobierno
El dirigente regional de Primero Justicia, José Ramón Arias, sostuvo este martes que 24 mil 980 personas fueron asesinadas a manos de la violencia durante el año 2014, según el Observatorio Venezolano de Violencia (OVV).

En rueda de prensa Arias señaló que por cada 100 mil habitantes 82 personas son asesinadas de manera violenta en el país: “Eso se traduce en un asesinato cada 20 minutos”.

El diputado exhortó al Gobernador del estado Aragua, Tarek El Aissami a mejorar su gestión: “En tan solo 24 meses que tiene Tarek El Aissami como Gobernador de la entidad aragüeña han fallecido 82 personas cada mes, es decir han muerto alrededor de mil 980 personas entre el año 2013 y 2014, dejando a 840 niños huérfanos porque sus padres han sido víctimas del hampa”.

Reiterando que cada día se incrementan las cifras de fallecidos en el país y el Gobierno sigue implementado planes y más planes de seguridad fracasados, no atacan al problema ni toman en cuenta a los ciudadanos. Esto no va cambiar si el gobierno no cambia el modelo”.

Arias también hizo un llamado a la  Ministra de Relaciones Interiores Justicia y Paz, Carmen Meléndez a resguardar la vida de todos los venezolanos: “La vida de más de 30 millones de venezolanos esta en sus manos, usted es la responsable de la seguridad y por lo tanto debe hacer que los índices de violencia en el país bajen para que el pueblo pueda tener paz y salir a las calles sin temor a ser asesinados”.

Más adelante el parlamentario expresó que el nuevo método de la ministra de seguridad para resguardar la vida de los venezolano es enviar a todos los policías a custodiar los supermercados, pero la ministra no ha tomado en cuenta que por cada estado venezolano hay 81 mil funcionarios activos y si los policías se van a los supermercados las calles quedan desamparadas y a manos del hampa. Si en el año 2014 Venezuela fue el país con más homicidios en el mundo, que será en el año 2015 si todos los organismos de seguridad estarán custodiando los supermercados”.

Finalmente el parlamentario hizo un llamado a todos los ciudadanos a votar masivamente en las elecciones parlamentarias: “Le pedimos al pueblo venezolano que de manera organizada nos preparemos para elegir una mayoría contundente en la Asamblea Nacional y de esa manera poder interpelar a los funcionarios responsables de seguridad y de la grave crisis generalizada en el país”.

Chistes antisemitas que no hacen ninguna gracia

Por Ricardo Angoso, 14 Enero 2015 14:31

FRANCIA Controversia

Detenido en Francia el humorista Dieudonné por apología del terrorismo

Dieudonné, durante una actuación en Argel.

Dieudonné, durante una actuación en Argel. EFE

El polémico humorista francés Dieudonné, conocido por sus números antisemitas, ha sido arrestado en Francia para ser interrogado acusado de apología del terrorismo, afirman fuentes judiciales.

Según las mismas fuentes, el humorista había publicado un mensaje en su cuenta oficial de Facebook -ya eliminado- en el que expresaba: “Me siento Charlie Coulibaly”, en relación al atentado contra la revista Charlie Hebdo y el autor del sangriento ataque contra el supermercado judío ese mismo día, el terrorista abatidoAmedy Coulibaly, que terminó con un policía y cuatro clientes muertos.

En esa misma cuenta se narra cómo a las 7:00 de la mañana varios policías judiciales han acudido al domicilio de Dieudonné para proceder a su detención a partir de “una orden del ministro de Justicia, Bernard Cazeneuve”, tras la publicación del polémico mensaje.

Hollande-Pétain, vaya par de antisemitas

Por Ricardo Angoso, 13 Enero 2015 6:18
HOLLANDE LE PIDIÓ QUE NO FUERA

Tensión entre Francia e Israel por la presencia de Netanyahu en la manifestación

Netanyahu decidió acudir porque dos rivales políticos suyos sí se habían sumado. Entonces Hollande invitó a Abu Mazen.

LD/AGENCIAS 2015-01-12

Francia pidió al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que no participara en la multitudinaria manifestación de París contra el terrorismo porque su presencia podría desviar la atención hacia el conflicto palestino-israelí, informa hoy el principal diario de Israel.

La disputa diplomática entre ambos países se originó el sábado a raíz de una petición de Netanyahu para participar en la manifestación, y en la consecuente respuesta del Elíseo de que preferían que no fuera así por “motivos de seguridad”, dijeron fuentes de la presidencia francesa al diario Yediot Aharonot. De la misma manera, Hollande también decidió excluir al líder palestino Abu Mazen.

El dirigente israelí, que el sábado por la noche anunció que no viajaría porque era imposible coordinar la seguridad en tan corto espacio de tiempo, se arrepintió poco después de conocer esa misma noche que sus rivales políticos, los ministros de Exteriores, Avigdor Lieberman, y de Economía, Naftalí Bennet, iban a hacerlo. El enfado del Elíseo fue tal que el Gobierno francés decidió entonces invitar también a Abu Mazen y colocarlo en un lugar privilegiado en la marcha.

En una curiosa imagen que no pasó desapercibida a los principales medios internacionales, Netanyahu y Abás se situaron en primera línea de la marcha a ambos lados de Holland, de quien sólo les separaba el presidente de Mali, Ibrahim Boubacar Keita, y la canciller de Alemania, Angela Merkel.

El diario destaca que el primer ministro se coló en el primer autobús de dirigentes que salió del Elíseo hacia la manifestación, y que durante la marcha pasó de la segunda fila a la primera aprovechando un apretón de manos con el presidente de Mali, país que ni siquiera tiene relaciones diplomáticas con Israel.

Pero este no ha sido el único motivo de polémica entre el gobierno francés y el israelí. Según el diario, la Presidencia francesa estaba indignada con el primer ministro israelí por su llamamiento el viernes a los judíos franceses para que emigrasen a Israel, interpretada por el Elíseo como una crítica a la capacidad y voluntad de Francia de proteger a esa minoría.

La oficina del primer ministro israelí aseguró que no es consciente de la indignación francesa y que Netanyahu fue recibido con calidez.

El viaje del primer ministro y de otros políticos derechistas ha sido motivo de duras críticas en Israel, donde algunos comentaristas les han acusado de aprovechar el dolor de las víctimas para hacer campaña electoral.

¿Todo perdonado?

Por Ricardo Angoso, 13 Enero 2015 2:37

“Todo perdonado”, próximo número de Charlie Hebdo.

Venezuela, a punto de la quiebra técnica

Por Ricardo Angoso, 12 Enero 2015 20:17

El vía crucis de comprar comida en Venezuela

El desabastecimiento de productos básicos en los supermercados aumenta la tensión

Gente en la fila de un supermercado de Caracas / JORGE SILVA (REUTERS)

En un esfuerzo por tratar de garantizar que los bienes más buscados —leche, café, arroz, papel higiénico, azúcar, jabón y aceite de maíz— alcancen para todos, los supermercados han regulado su venta, pero la demanda supera cualquier previsión. Y entonces, con la escasez, aparece la desesperación. Ese miércoles una señora, que llevaba las cuatro bolsas de leche, cayó al suelo empujada por la turba que corría hacia el pasillo donde estaba el insumo. Un hombre aprovechó para quitarle los paquetes. Una vecina reía mientras otros se lo recriminaban: “Pero es que esto es consecuencia de la situación que vivimos. Y aún nos falta mucho por ver”, se defendía.

Los bienes más buscados son: leche, café, arroz, papel higiénico, azúcar, jabón y aceite de maíz

En Catia, un bastión chavista del oeste de Caracas, una multitud saqueó el jueves un camión que transportaba pañales, otro de los productos muy demandados en estos días, mientras esperaba en una fila para entrar a una de las tiendas de la cadena de ventas al por mayor más importante del país. El mismo jueves, al supermercado de Cumbres de la Curumo llegó la harina de maíz precocido —la base para preparar las arepas, el desayuno tradicional venezolano— y varias cajas de pañales. Tampoco alcanzó para todos. Los que no tuvieron suerte pensaban que el encargado del supermercado había escondido los paquetes. La policía del municipio se acercó para pedirle que, si las sospechas eran ciertas, reiniciara la venta. “Podría decirle que pasen hasta el depósito para que se cercioren de que no estamos escondiendo nada”, decía. Después de comprobarlo, los clientes se marcharon hacia otros locales de Caracas para continuar con la caza de los productos que no consiguen.

El desabastecimiento siempre es más marcado a principios de año, pero las escenas de desespero y las largas filas en esta época del año, que se repiten en casi todo el país durante varias horas al día, sí son una novedad. En diciembre suele haber vacaciones en las fábricas y la falta de producción es compensada con el inventario. Sin embargo, desde 2013, para paliar la escasez, el Gobierno obliga a las empresas a sacar todas su existencias y considera al inventario un modo de acaparar. Las leyes aprobadas por el oficialismo castigan al empresario con prisión o la eventual expropiación del negocio. De esta manera Venezuela ha llegado a 2015 en una situación crítica y con un ambiente muy tenso en los supermercados.

Para evitar que la violencia campe las grandes cadenas distribuyen los alimentos escoltados por su propio personal de seguridad y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB). Ocurrió el jueves en un supermercado de la urbanización Valle Arriba, una colina sobre la que están construidos edificios de lujo y donde se ubica la sede de la Embajada de Estados Unidos en Caracas. Al mediodía llegó la leche líquida y se repitieron las escenas de todos estos días: gente corriendo desesperada para llevarse el máximo permitido (seis unidades), desespero y reclamos. En menos de una hora ya no había leche. Dentro del local otras personas formaron una fila para esperar la entrega de una cantidad limitada de papel higiénico. Cuatro oficiales de la GNB, con armas largas, vigilaban a los clientes.

El Gobierno obliga a las empresas a sacar todas su existencias y considera al inventario un modo de acaparar. Las leyes castigan al empresario con prisión o la eventual expropiación

Al principio de la semana el Gobierno pareció restarle importancia a las filas, pero hacia el final de la semana prefirió reconocer el desabastecimiento y salvar su responsabilidad argumentando que el sector productivo nacional adelanta “una guerra económica” en su contra con el objetivo de provocar desórdenes que lleven a su eventual resignación. El jefe de gobierno de Caracas, Ernesto Villegas, añadió más polémica al asegurar que los “hijos de papá” (una despectiva manera de referirse a los descendientes de las personas pudientes) infiltraron personas para incitar a los saqueos.

El viernes, el vicepresidente de Seguridad y Soberanía Alimentaria, Carlos Osorio, recordó en el palacio de Miraflores que las leyes venezolanas impiden el cese de operaciones de productores y distribuidores de alimentos. “Si no quieren trabajar entréguenle esa planta a otro que sí lo haga”, dijo.

Entretanto, por las redes sociales comenzaron a circular rumores de una convocatoria para un paro nacional a partir de hoy, pero la coalición opositora Mesa de la Unidad se desmarcó. “Es un plan diseñado por el Gobierno para desviar la atención del drama de la escasez”, dijo su secretario general, Jesús Torrealba.

  • Mis artículos en El Heraldo