Category: Derechos Humanos

Diosdado Cabello, narcotraficante

Por Ricardo Angoso, 4 Mayo 2015 1:24

Amplias evidencias de vínculos del chavismo con el narcotráfico

30 de abril de 2015

Chavismo y narcotráfico

Las autoridades estadounidenses, que llevan años investigando los vínculos entre el chavismo y el narcotráfico, tienen amplia evidencia sobre la participación en la actividad ilícita del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, y el actual gobernador del estado Aragua, Tarek El Aissami, afirmó el miércoles el ex subsecretario de Asuntos Hemisféricos del Departamento de Estado Roger Noriega.

Noriega, quien fue de los pocos que brindó información detallada sobre los graves problemas de salud del fallecido presidente Hugo Chávez, agregó que las autoridades estadounidenses también están al tanto del papel de complicidad que ha estado jugando el gobernante venezolano Nicolás Maduro, quien ha utilizado fondos del narcotráfico para financiar sus campañas electorales.

“Mis fuentes establecen claramente que hay, en este momento, una serie de investigaciones substanciales, que vienen siendo realizadas desde hace algún tiempo, sobre los vínculos con el narcotráfico y altos funcionarios del gobierno venezolano, y ciertamente Diosdado Cabello es uno de ellos”, afirmó Noriega en una entrevista telefónica con El Nuevo Herald.

“Estas investigaciones están muy activas y están generando volúmenes substanciales de evidencia. […] Estas investigaciones involucran al gobernador de Aragua, Tarek El Aissami, y al propio Maduro”, agregó.

El diario especifica que el diplomático, que en el pasado también se desempeñó como embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA), resaltó que Maduro no es considerado un agente activo en las operaciones del denominado Cártel de los Soles.

“Pero están muy al tanto de su papel de complicidad con el narcotráfico y muy al tanto de que las campañas electorales que ha realizado en el pasado se han beneficiado del dinero del narcotráfico, incluyendo su campaña para la presidencia”, remarca.

Roger Noriega 34Las denuncias de Noriega se suman a las de Leamsy Salazar, el ex jefe de seguridad de Hugo Chávez que decidió romper el silencio y denunciar a uno de los hombres más poderosos del chavismo: Diosdado Cabello. Es que este hombre fue durante casi 10 años el jefe de seguridad y asistente personal del ex presidente venezolano y, tras la muerte del líder bolivariano, sus servicios fueron requeridos por Cabello, número dos del chavismo y hombre fuerte dentro del entramado político venezolano.

El venezolano declaró que fue testigo de acciones que le permiten afirmar que el presidente de la Asamblea Nacional “es el real capo del Cártel de los Soles”, comentó Blasco.

Cartel de los Soles 16El Cártel de los Soles, compuesto básicamente por militares (su nombre viene del emblema que el ejército venezolano pone en los uniformes de los generales), tiene en Venezuela el monopolio del tráfico de drogas. Ésta es producida por la guerrilla colombiana de las FARC y llevada a sus puntos de destino en los Estados Unidos y Europa, básicamente por cárteles mexicanos.

En sus revelaciones, el mando de la Casa Militar implica a Tarek El Aissami, gobernador del estado Aragua y relacionado con redes islámicas; y a José David Cabello, superintendente del Seniat (agencia tributaria y aduanera) y ministro de Industria, que es hermano del presidente de la Asamblea Nacional.

José David Cabello sería el responsable de las finanzas del Cártel de los Soles. Salazar señala como instancia para el lavado de dinero a la petrolera nacional, PDVSA, cuyo presidente entre 2004 y 2014, Rafael Ramírez, fue nombrado en diciembre embajador ante el Consejo de Seguridad de la ONU.


Una Nota Informativa desde Nuestra Mesa de Redacción
Fuente: Agencias

Nicolás Maduro y los tontos útiles de Europa

Por Ricardo Angoso, 1 Mayo 2015 14:49

Ricardo Angoso: Nicolás Maduro, los tontos útiles del continente y los analistas de salón

27 de abril de 2015

Maduro ridículo


De un tiempo a esta parte viene uno escuchando, entre atónito y asombrado, la cascada retórica e insultante del dictador caribeño Nicolás Maduro contra España y otros consabidos aliados del “imperio”. Descaradas cortinas de humo para intentar ocultar lo inocultable: la ruina total y el desastre absoluto al que han llevado quince años de ineficacia, cleptomanía e ineficiente gestión de uno de los países más ricos del mundo en recursos y riquezas naturales.

Justicia corruptaHan sido tres largos lustros caracterizados por la corrupción, el nepotismo, el autoritarismo, la mentira, la violencia y el más absoluto despreció por las formas democráticas y la sociedad civil. Habiendo podido ser el líder y motor del continente, Venezuela es hoy el paradigma del mal gobierno y el ícono de una izquierda irracional, antioccidental, totalitaria y caduca, que ha preferido mirarse en el socialismo trasnochado del siglo pasado que en los nuevos aires que soplan en todo el mundo, desde China hasta en el Chile que es la envidia en la región.

En un país que tiene de todo para ser el primero de la clase, otrora líder en la región y modelo de desarrollo con sus deficiencias obvias, hoy falta de todo. Hay cortes de luz. El metro de Caracas, antaño referencia mundial por su modernidad y avanzada tecnología, es hoy un caos que se hunde a pedazos. La pobreza, a pesar de las mentiras del gobierno, ya llega a la mitad de la población y, con el ánimo de acabar con los ricos, ya ha alcanzado a las capas medias del país. La delincuencia campa a sus anchas y en estos “hermosos” años de caos bolivariano se han producido más de 300.000 homicidios. Caracas es mucha más peligrosa, por su tasa de homicidios, que Kabul, Bagdad o Damasco. O que las tres juntas. Las cárceles están atestadas de presos, dobladas en su capacidad de reclusión, y son auténticas escuelas de criminalidad, de donde salir vivo después de cumplir una condena es una proeza digna de encomio.

Presos políticos Libertad
Hay presos políticos en condiciones infrahumanas. No hay separación de poderes y la justicia es una quimera ya casi inalcanzable. El parlamento es una caricatura y su presidente, Diosdado Cabello, un personaje lamentable que alienta al linchamiento físico y oral de la oposición. Se dice, además, que seguramente es una narcotraficante. Faltan las medicinas básicas. La gente se muere de enfermedades ya casi desaparecidas y la suciedad invade a los hospitales. La educación, si es que merece tal nombre, está politizada y por los resultados que obtiene, en lo que se refiere a valores y principios, ha merecido estar en los peores puestos en todos los indicadores de calidad mundial. No hay libertad de prensa. Ni de nada. La policía y el ejército están absolutamente corrompidos e implicados en el negocio de la droga y en la venta de armas y pertrechos militares a los terroristas colombianos y a la vulgar delincuencia común.

País en quiebraVENEZUELA, RUMBO HACIA NINGUNA PARTE

Todo es un desastre, se mire por donde se mire, no hay ningún logro que destacar. Se han malgastado 990.000 millones de dólares en quince años y no se ha construido siquiera una carretera, un puente o, al menos, una vivienda digna de merecer tal nombre. Y el gobierno de Caracas, en lugar de rectificar, como haría todo el mundo, se empecina en continuar con sus políticas fracasadas, en desacreditar y perseguir a sus adversarios, y, para colmo, en seguir su inútil viaje hacia ninguna parte como si no pasara nada, como si el fiasco al que han llevado a la nación no fuera consigo.

Mientras todo esto ocurre, en medio de una sangría interminable de venezolanos que huyen despavoridos de un barco que se hunde en medio de la nada sin que nadie lo remedie, los tontos útiles del continente, entre los que destaca con luz propia el presidente colombiano, el incalificable campeón de la majadería Juan Manuel Santos, prefieren mirar para otro lado como si la cosa no fuera con ellos y reírle las gracias, como vulgares bufones, al sátrapa de Caracas. Le toleran sus violaciones de derechos humanos. Le agasajan. Le visitan en su reino del disparate, al que algunos llaman todavía país, y le cortejan por miedo a que se desate la rabia y les llame pendejos, como hacía el difunto Hugo Chávez con ese maestro de la miseria política que es José Miguel Insulza, que cuanto más cobarde era frente al tirano más era humillado.

Maduro y Dilma
¡Qué lejos quedan los tiempos en los que había algo de grandeza política en el continente y los grandes líderes condenaban la barbarie y el regreso a las cavernas! Pero pedirle grandeza a estos miserables, es pedirle peras al olmo; lo suyo es la bajeza moral y ética, las grandes peroratas y el boato y las declaraciones solemnes y pomposas para contentar a estúpidos. Nada de contenidos, solo pura retórica, y justificar lo imposible en aras del entendimiento con el “nuevo mejor amigo”.

¿Y la izquierda europea qué piensa de lo que ocurre en Venezuela? Pues nada de nada, llevan años sin pensar, casi desde que se murieron Willy Brandt y Erich Honecker. Se callan y punto. Fieles a sus análisis de librillo, que escriben en el salón de su casa ciertos pensadores, y a las consignas de sus partidos, esta izquierda europea repite las mentiras y babosadas de sus amos de Caracas. Ya se sabe que una mentira repetida mil veces acaba siendo una verdad, como decía ese genio de la propaganda que era Joseph Goebbels.

Silencio cómplice
Esta izquierda está compuesta, principalmente, por unos payasos sin circo que no quieren enterarse de lo que realmente está pasando en Venezuela y porque viven cautivos de su funesta ideología; no les sirve la cruda realidad, que desde luego ni es noble, ni buena, ni sagrada, y prefieren quedarse con el decorado de cartón piedra que les vende el régimen o la satrapía venezolana.

Luego está su cinismo e hipocresía sin mácula de duda. Defienden a un régimen en el que no podría vivir nunca, ni por asomo, y donde ni siquiera saldrían a la calle a jugarse el pescuezo. ¡Qué fácil es defender lo indefendible, como la dictadura venezolana, en una taberna de Madrid o de París! Esta sintonía de nuestra izquierda con la barbarie y la sinrazón te hace perder la fe en la especie humana. Quizá, al final, tenía razón ese gran “humanista” que era Caligula cuando llegó a afirmar que “qué lástima que la humanidad no tenga una sola cabeza para cortársela”. ¿Será así?


Ricardo Angoso 2
Ricardo Angoso

Periodista español
rangoso@iniciativaradical.org
@ricardoangoso


Syriza y sus caminos equivocados, en El País de España

Por Ricardo Angoso, 1 Mayo 2015 14:40
La estrategia fracasada de Syriza

Tsipras y Varoufakis aciertan en el diagnóstico, porque Grecia está atrapada en una ‘trampa de austeridad’; pero sobrevaloraron su capacidad de negociación con Europa y no apreciaron su aislamiento político

EDUARDO ESTRADA

El diagnóstico de Yanis Varoufakis es en líneas generales correcto: Grecia está atrapada en una “trampa de austeridad”. La agresiva devaluación interna no se ha traducido en aumentos significativos de exportaciones y crecimiento económico, como en Irlanda, España o Portugal. Por el contrario, se ha traducido en un ciclo que se retroalimenta de crecimiento negativo, aumentos de la ratio de deuda / PIB y mayores dosis de austeridad.

La razón: Grecia tiene un sector exterior demasiado pequeño y una estructura económica demasiado poco competitiva como para compensar lo suficientemente rápido, vía exportaciones, la enorme contracción de la demanda interna sin causar un sufrimiento social insoportable. Grecia necesita más tiempo y cambiar el foco del ajuste fiscal a las reformas estructurales. Hasta ahí, casi todos de acuerdo.

Ahora bien, aunque el diagnóstico de Syriza es más o menos correcto, su estrategia para solucionar el problema está resultando desastrosa.

Unos días antes de las elecciones en Grecia, escribí en estas mismas páginas que Syriza iba a tener muy poco margen para virar de estrategia. De hecho, la razón por la que Syriza llegó al Gobierno fue la inflexibilidad (a sabiendas de las consecuencias) de los acreedores ante las demandas (mucho menos radicales) de Andonis Samarás, el anterior primer ministro heleno, que se vio obligado a convocar elecciones anticipadas.

El primer error de la estrategia de Syriza fue, por tanto, sobrevalorar su poder de negociación. Tsipras y Varoufakis hicieron las cuentas al revés. Partieron de la premisa que la eurozona no les dejaría caer y que, por tanto, podrían imponer un giro radical en la política económica sin miedo a fracasar. Fracasar digo, porque Tsipras ganó las elecciones con el mandato de confrontarse a la troika, pero no de salir del euro. A pesar de todo, hoy todavía en Grecia el 60% de la población quiere permanecer en el euro.

El problema es que esa premisa estaba equivocada. Y lo estaba por dos razones. Primero porque en Berlín ya no están dispuestos a evitar la salida de Grecia (Grexit) a cualquier precio porque creen que la eurozona está ahora mejor equipada para capear un potencial contagio.

Portugal y España están creciendo rápido y sus sistemas bancarios están saneados. Además, la eurozona tiene un fondo de rescate en funcionamiento (MEDE) y un programa de compra ilimitada de bonos (supuestamente) disponible en caso de emergencia (OMT). Y, lo más importante, un compromiso del BCE de mantener hasta septiembre de 2016 un programa masivo de compra de bonos soberanos (Quantitative Easing, QE).

El ministro no cayó en la cuenta de que jugaba al póquer apostando contra su prestamista

Aunque en caso de Grexit esos mecanismos podrían no resultar infalibles, lo cierto es que desde la victoria de Syriza y a pesar del alto riesgo de Grexit se ha roto la correlación entre la prima de riesgo griega y la del resto de la periferia europea.

El segundo error de Syriza fue no apreciar su grado de aislamiento político. Pensaron que su estrategia antiausteridad les llevaría a liderar un bloque de países del sur enfrentados a la troika. Pero obviaron que en el momento político presente unirse a Syriza no ofrecía ninguna ventaja a Renzi (que ya había conseguido mayor flexibilidad en su plan de ajuste) y sería un suicidio político para Rajoy (con Podemos detrás) o para Passos-Coelho, primer ministro portugués. Con los deberes hechos, reconocer que había un atajo, sin austeridad y con menos sufrimiento, significaría poner en cuestión los enormes esfuerzos de ajuste llevados a cabo en los últimos años. Y todo eso en un año electoral.

La reunión de la pasada semana del Eurogrupo en Riga fue la última demostración de que Syriza sigue dispuesta a llevar el pulso con la troika hasta el límite. Los griegos volvieron a presentarse con propuestas vagas y con grandes lecciones para todos de alta política. Varoufakis, ahora apartado finalmente de la primera línea de negociación, era la punta de lanza de esa estrategia fallida. El ministro sigue sin darse cuenta de que está jugando al póquer con las cartas descubiertas, sin blanca y apostando contra su prestamista. Y así es muy difícil ganar la partida. El resultado de ese error de estrategia está siendo desastroso. Desde que llegó Syriza al Gobierno los depósitos en los bancos griegos han caído al mínimo en 10 años. El sistema bancario está al borde del colapso y sobrevive gracias a la línea de liquidez del Banco Central Europeo (ELA, en sus siglas en inglés). Pero la ELA no es incondicional: depende, a su vez, de que el Gobierno heleno muestre señales claras de estar implementando reformas para concluir el programa de rescate.

En el camino, la economía, que antes de llegar Syriza llevaba meses en recuperación, se ha deteriorado a toda velocidad y los ingresos del Gobierno han caído en picado, dinamitando el superávit primario, conseguido con mucho esfuerzo. De hecho, para responder a sus obligaciones, el Gobierno de Syriza lleva dos meses extrayendo fondos de empresas públicas, de gobiernos locales y de la seguridad social, cavando un agujero todavía más profundo que el que tenía. Pero lo peor está todavía por llegar. Aunque haya un acuerdo provisional en la próxima reunión del Eurogrupo el 11 de mayo, en julio y agosto el Gobierno se enfrenta a unos vencimientos de deuda del BCE de más de 7.000 millones, y de ahí no van a poder pasar.

Entonces Tsipras tendrá dos opciones. La primera será hacer defaultsobre algunos de esos pagos, lo que obligaría al BCE a cortar el ELA y precipitaría la introducción de controles de capital para evitar el colapso bancario, lo que dejaría a Grecia a un paso de Grexit.Algunos pueden pensar, que dadas las circunstancias, Grecia estaría mejor fuera del euro. Pero ese escenario sería el peor. Grecia entraría en una recesión mucho más profunda y además se beneficiaría bien poco de una devaluación, precisamente porque su sector exterior es muy débil.

La segunda opción que tiene Tsipras es hacer un giro político de 180 grados y mostrar un serio compromiso para implementar las reformas estructurales que necesita el país. Aunque eso quizás le cueste un referéndum o unas elecciones. Pero esa vía es la única a través de la cual podrá negociar un ajuste fiscal más lento y una cancelación de parte de la deuda. Eso sí, a cambio de un rescate de 30.000 o 40.000 millones que será significativamente mayor de lo que hubiera sido.

El peor escenario para el país sería salir del euro; entraría en una recesión mucho más profunda

¿Existía alguna alternativa? Todas las opciones para Tsipras eran malas, pero el camino elegido ha sido probablemente el peor. Hace exactamente un año Grecia estaba tomando prestado al 5% a 10 años. El Gobierno había logrado recuperar la confianza de los inversores, el crédito había empezado a fluir y con él el crecimiento económico. Además, Grecia tenía un superávit primario del 3% gracias a un enorme esfuerzo de ajuste.

Y, lo más importante, el BCE estaba a punto de anunciar su programa de QE, lo que hubiera ofrecido a Syriza una situación inmejorable (combinada con el shock positivo del bajo precio energético) para ahorrar en intereses, favorecer el crecimiento y lograr precisamente su objetivo: relajar la austeridad y el ritmo de reformas. De hecho, eso es exactamente lo que han hecho España y Portugal.

Portugal es quizás el contrafactual más cercano: hace un año salía de su programa de rescate en una situación muy delicada, con una economía poco competitiva, un sistema bancario muy frágil y una altísima deuda. Ahora, acaba de devolver por adelantado parte de su rescate, ha prefinanciado sus necesidades de financiación de este año, crecerá cerca del 2% y su nivel de paro ha caído del 17% al 14%.

Dicen los americanos que el camino al infierno está empedrado de buenas intenciones. En este caso, como casi siempre, no existía un atajo. Y Syriza les vendió a los griegos que sí, que ellos conocían una receta mágica. Una vez que se ha hecho evidente que esa estrategia no ha funcionado, esperemos que sean capaces de reaccionar a tiempo para evitar el mayor de todos los desastres: la ruptura de la Unión Monetaria. En el camino, eso sí, el Eurogrupo tendrá que aprender a ser más generoso, al menos más que con Samarás.

Antonio Roldán Monés es analista para Europa en Eurasia Group.
@toniroldanm

América Latina, ¿en el rumbo equivocado?

Por Ricardo Angoso, 26 Abril 2015 10:40

“ALGO HICIMOS MAL”

Presidente de la República

Palabras del presidente Óscar Arias en la Cumbre de las Américas

Trinidad y Tobago

18 de abril del 2009

Tengo la impresión de que cada vez que los países caribeños y latinoamericanos se reúnen con el presidente de los Estados Unidos de América, es para pedirle cosas o para reclamarle cosas. Casi siempre, es para culpar a Estados Unidos de nuestros males pasados, presentes y futuros. No creo que eso sea del todo justo.

No podemos olvidar que América Latina tuvo universidades antes de que Estados Unidos creara Harvard y William & Mary, que son las primeras universidades de ese país. No podemos olvidar que en este continente, como en el mundo entero, por lo menos hasta 1750 todos los americanos eran más o menos iguales: todos eran pobres.

Cuando aparece la Revolución Industrial en Inglaterra, otros países se montan en ese vagón: Alemania, Francia, Estados Unidos, Canadá, Australia, Nueva Zelanda… y así la Revolución Industrial pasó por América Latina como un cometa, y no nos dimos cuenta. Ciertamente perdimos la oportunidad.

También hay una diferencia muy grande. Leyendo la historia de América Latina, comparada con la historia de Estados Unidos, uno comprende que Latinoamérica no tuvo un John Winthrop español, ni portugués, que viniera con la Biblia en su mano dispuesto a construir “una Ciudad sobre una Colina”, una ciudad que brillara, como fue la pretensión de los peregrinos que llegaron a Estados Unidos.

Hace 50 años, México era más rico que Portugal. En 1950, un país como Brasil tenía un ingreso per cápita más elevado que el de Corea del Sur. Hace 60 años, Honduras tenía más riqueza per cápita que Singapur, y hoy Singapur –en cuestión de 35 ó 40 años– es un país con $40.000 de ingreso anual por habitante. Bueno, algo hicimos mal los latinoamericanos.

¿Qué hicimos mal? No puedo enumerar todas las cosas que hemos hecho mal. Para comenzar, tenemos una escolaridad de 7 años. Esa es la escolaridad promedio de América Latina y no es el caso de la mayoría de los países asiáticos. Ciertamente no es el caso de países como Estados Unidos y Canadá, con la mejor educación del mundo, similar a la de los europeos. De cada 10 estudiantes que ingresan a la secundaria en América Latina, en algunos países solo uno termina esa secundaria. Hay países que tienen una mortalidad infantil de 50 niños por cada mil, cuando el promedio en los países asiáticos más avanzados es de 8, 9 ó 10.

Nosotros tenemos países donde la carga tributaria es del 12% del producto interno bruto, y no es responsabilidad de nadie, excepto la nuestra, que no le cobremos dinero a la gente más rica de nuestros países. Nadie tiene la culpa de eso, excepto nosotros mismos.

En 1950, cada ciudadano norteamericano era cuatro veces más rico que un ciudadano latinoamericano. Hoy en día, un ciudadano norteamericano es 10, 15 ó 20 veces más rico que un latinoamericano. Eso no es culpa de Estados Unidos, es culpa nuestra.

En mi intervención de esta mañana, me referí a un hecho que para mí es grotesco, y que lo único que demuestra es que el sistema de valores del siglo XX, que parece ser el que estamos poniendo en práctica también en el siglo XXI, es un sistema de valores equivocado. Porque no puede ser que el mundo rico dedique 100.000 millones de dólares para aliviar la pobreza del 80% de la población del mundo –en un planeta que tiene 2.500 millones de seres humanos con un ingreso de $2 por día– y que gaste 13 veces más ($1.300.000.000.000) en armas y soldados.

Como lo dije esta mañana, no puede ser que América Latina se gaste $50.000 millones en armas y soldados. Yo me pregunto: ¿quién es el enemigo nuestro? El enemigo nuestro, presidente Correa, de esa desigualdad que usted apunta con mucha razón, es la falta de educación; es el analfabetismo; es que no gastamos en la salud de nuestro pueblo; que no creamos la infraestructura necesaria, los caminos, las carreteras, los puertos, los aeropuertos; que no estamos dedicando los recursos necesarios para detener la degradación del medio ambiente; es la desigualdad que tenemos, que realmente nos avergüenza; es producto, entre muchas cosas, por supuesto, de que no estamos educando a nuestros hijos y a nuestras hijas.

Uno va a una universidad latinoamericana y todavía parece que estamos en los sesenta, setenta u ochenta. Parece que se nos olvidó que el 9 de noviembre de 1989 pasó algo muy importante, al caer el Muro de Berlín, y que el mundo cambió. Tenemos que aceptar que este es un mundo distinto, y en eso francamente pienso que todos los académicos, que toda la gente de pensamiento, que todos los economistas, que todos los historiadores, casi que coinciden en que el siglo XXI es el siglo de los asiáticos, no de los latinoamericanos. Y yo, lamentablemente, coincido con ellos. Porque mientras nosotros seguimos discutiendo sobre ideologías, seguimos discutiendo sobre todos los “ismos” (¿cuál es el mejor? capitalismo, socialismo, comunismo, liberalismo, neoliberalismo, socialcristianismo…), los asiáticos encontraron un “ismo” muy realista para el siglo XXI y el final del siglo XX, que es el pragmatismo . Para solo citar un ejemplo, recordemos que cuando Deng Xiaoping visitó Singapur y Corea del Sur, después de haberse dado cuenta de que sus propios vecinos se estaban enriqueciendo de una manera muy acelerada, regresó a Pekín y dijo a los viejos camaradas maoístas que lo habían acompañado en la Larga Marcha: “Bueno, la verdad, queridos camaradas, es que mí no me importa si el gato es blanco o negro, lo único que me interesa es que cace ratones” . Y si hubiera estado vivo Mao, se hubiera muerto de nuevo cuando dijo que “ la verdad es que enriquecerse es glorioso ”. Y mientras los chinos hacen esto, y desde el 79 a hoy crecen a un 11%, 12% o 13%, y han sacado a 300 millones de habitantes de la pobreza, nosotros seguimos discutiendo sobre ideologías que tuvimos que haber enterrado hace mucho tiempo atrás.

La buena noticia es que esto lo logró Deng Xioping cuando tenía 74 años. Viendo alrededor, queridos Presidentes, no veo a nadie que esté cerca de los 74 años. Por eso solo les pido que no esperemos a cumplirlos para hacer los cambios que tenemos que hacer.

Hoy hace cien años del genocidio armenio

Por Ricardo Angoso, 24 Abril 2015 12:32

Hoy hace 100 años

Según las fuentes históricas, murieron entre 1,5 y 2,0 millones de armenios. Algunos fueron salvajemente torturados y otros quemados vivos.

Por: Ricardo Angoso

Hoy hace 100 años

Foto: Varias personas se reúnen en conmemoración al centenario del genocidio armenio.

AFP

Hoy hace cien años, un 24 de abril de 1915, ocurrieron una buena parte de las peores matanzas de armenios perpetradas por las autoridades ottomanas de entonces. El genocidio fue un plan sistemático, organizado desde el poder y perfectamente detallado para eliminar del territorio ocupado por el Imperio Otomano a toda la población armenia. Las primeras matanzas comenzaron a finales del siglo XIX y el ciclo del terror concluyó en 1923, una vez que ya se había constituido la nueva República de Turquía que fundara Mustafá Kemal Ataturk. Ambos poderes, el otomano y el turco, son responsables de estos luctuosos hechos.(Vea: Armenia y el genocidio olvidado)
Según las fuentes históricas, absolutamente rotundas y contundentes al efecto, murieron entre 1,5 y 2,0 millones de armenios. Muchos fueron asesinados vilmente, otros salvajemente torturados, incluso quemados vivos, y una buena parte de esas víctimas anónimas también se produjeron en las caravanas de la muerte en las que eran expulsados los armenios que vivían en territorio sirio. Aparte del mal trato dado por las autoridades y fuerzas de seguridad turcas, muchos armenios murieron a causa del hambre, las enfermedades, la sed, las epidemias y la extenuación después de andar centenares de kilómetros en condiciones extremas.
Al día de hoy, pese a que todas las evidencias y crónicas históricas corroban este horror del que fue, seguramente, el primer genocidio de la historia, el ejecutivo de Ankara sigue negando estos hechos y Turquía, oficialmente, tampoco reconoce el genocidio. Pretende presentar a estas víctimas como fruto de los conflictos que vivió el país durante y después de la Primera Guerra Mundial.
Sin embargo, decenas de países del mundo, entre los que destacan Argentina, Bélgica, Francia, Rusia, Holanda, Uruguay, Venezuela, Chipre y muchos más en una lista interminable, han reconocido el genocidio armenio y tienen previsto estar presentes en las ceremonias organizadas por Armenia para rendir homenaje a las víctimas de esta gran matanza que ya no se puede ocultar. Están previstos una serie de actos culturales, políticos y religiosos, en los que las autoridades de Yereván pretender honrar a aquellos que un día fueron víctimas de la intolerancia política y religiosa. No olvidemos que la nueva República de Turquía que fundara Atatürk se asentaba en un proyecto de turquización de las poblaciones no turcas que vivían en el país y que contemplaba, sin ningún rubor, la limpieza étnica de aquellos territorios poblados por armenios, griegos y cristianos.
Este centenario del genocidio armenio hubiera sido un buen momento para que Armenia y Turquía se hubieran reconciliado, aceptado la realidad histórica y puesto fin a una controversia que no beneficia, en nada, a los turcos. Si Turquía hubiera reconocido el genocidio, algo que parece un asunto tabú en la política exterior e interior turca, las cosas hubieran sido más sencillas para propiciar ese necesario acercamiento entre ambos pueblos y haber puesto las bases para propiciar la seguridad y estabilidad en el Cáucaso, una región en la que todavía quedan muchos conflictos por resolver.
Pero, en lugar de haber hecho un mínimo ejercicio de autocrítica y reconocimiento de unos episodios terribles que ocurrieron hace décadas, el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, llegó a afirmar durante una campaña electoral reciente: “No se imaginan las cosas que han dicho sobre mí. Dijeron que soy georgiano… y hasta me dijeron cosas peores: me dijeron armenio. Pero yo soy turco”. ¿Se puede caer más bajo?
Clara responsabilidad turca en las matanzas indiscriminadas
Anécdotas al margen, la responsabilidad de las autoridades otomanas y después turcas en estos hechos no admite discusión. Las primeras persecuciones y ejecuciones masivas de armenios comenzaron a partir de 1890 y tuvieron como máximo responsable al sultán Abdul Hamid II, presentado en la prensa europea de entonces como el “carnicero de los armenios, y terminaron aproximadamente en 1923. Se crearon campos de concentración, se asesinaron a mujeres, ancianos y niños desarmados e indefensos, se arrasaron los pueblos y se arrancaron hasta las cruces de los cementerios. Se trataba de borrar una cultura que había vivido en esas tierras durante centurias y se pretendía que no quedaran los restos, las pruebas irrefutables de la presencia armenia, porque de aquello de lo que no queda ni siquiera un fósil es que realmente podría no haber existido. Vivían en Turquía unos tres millones de armenios y dos terceras partes murieron en el genocidio; el resto, aproximadamente un millón de armenios, salieron del país para siempre y conformaron la gran diáspora armenia que conocemos hasta el día de hoy.
Hay armenios en casi todas partes del mundo, pero las grandes comunidades, que mantienen con gran vigor a la cultura, la lengua y la religión de este pueblo milenario, se encuentran ubicadas en  Australia, Argentina, Bélica, Estados Unidos, Francia, Canadá, Irán, Jordania, Líbano, Polonia, Siria, Brasil, Bulgaria, Grecia y Chipre, principalmente. La diáspora, a falta de unos datos oficiales que cuantifiquen a estas poblaciones, está compuesta, como mínimo, por seis millones de armenios y podría llegar, según otras fuentes, a los diez millones. Si contamos con que Armenia cuenta con apenas tres millones de habitantes, e incluso muestra tendencia a la recesión demográfica debido a la crisis económica, la mayor parte de los armenios vive en el exterior. En Turquía, aunque es muy difícil saber la cifra real porque muchos se islamizaron y adoptaron nombres turcos, se cree que podrían vivir entre 40.000 y 60.000 armenios, aunque las fuentes no son fiables y algunos hasta elevan esa cifra.
Para concluir, hay que destacar que en estos días el Papa Francisco, en una audiencia pública, reconoció el genocidio armenio y el dolor causado por las autoridades turcas de entonces a dos millones de víctimas. La declaración, como era de esperar, provocó el enojo de Turquía, la retirada del embajador turco de la Santa Sede y las amenazas de Erdogan, que le ha dicho al Papa que como vuelva a cometer ese “error” se va a enterar. Pero el Papa fue bien claro: “La humanidad ha vivido en el siglo pasado tres tragedias inauditas”, ha dicho. La primera, la que es generalmente considerada el primer genocidio del siglo veinte fue el del pueblo armenio. Las otras dos son el nazismo y el estalinismo. La historia no se puede cambiar, ni alterar en beneficio propio, tal como pretende Turquía. Hoy, como hace cien años, las espadas siguen en alto y algunos siguen mostrando la misma falta de piedad de entonces. Qué tristeza.

Israel sigue gozando de buena salud

Por Ricardo Angoso, 23 Abril 2015 6:21


67 años de la gloriosa declaración de Independencia de Israel

22 de abril de 2015Am Israel Jai

El nuevo Estado de Israel – el que nació en 1948, después de la destrucciones del Primer Estado en el 586 a.e.c. por los Babilonios y del Segundo Estado en el año 70 e.c. por los Romanos – ha provisto al pueblo judío de grandes figuras heroicas que fueron producto de algunas de sus batallas más difíciles.

Nombres como Yitzjak Rabin, Moshé Dayán, Yoni Netaniahu, Yigal Alón, Avigdor Kahalani, Ilán Ramón y Ariel Arik Sharón pueblan las mentes y corazones, de esos judíos que en su tierra o en la diáspora sienten el orgullo por tantos valiente que han conducido con éxito las operaciones militares que trajeron no sólo gloria a la nación judía renacida, sino, y más elementalmente, que permitieron la restitución de su vida nacional en su Tierra ancestral, su Patria y su Herencia.

Israel es también un país hospitalario, un país que protege a los cristianos provenientes de países hostiles a su fe en el Medio Oriente, y hoy está celebrando 67 años de independencia con fuegos artificiales, fiestas, ceremonias y la conciencia de saberse herederos de la fe y la cultura milenaria que les hace una gran nación.

Las festividades comenzaron este mismo miércoles por la noche después que todo el pueblo de Israel recordara a los soldados caídos y a las víctimas del terrorismo.

Hoy, a 67 años de su gloriosa declaración de Independencia, Yom Haatzmaút, el Día de la Independencia de Israel, se celebra el heroísmo de toda la Nación Judía Renacida.

¿Tiene Estados Unidos amigos en América Latina?

Por Ricardo Angoso, 19 Abril 2015 18:19

El nuevo rol de Estados Unidos en América Latina

Ricardo Angoso

Mientras América Latina se encamina hacia una segura recesión económica, que ya padecen Argentina y Brasil, Estados Unidos muestra un vigor y un dinamismo económico que podría revalorizar su imagen externa en la región.

Nunca a lo largo de su historia había tenido Estados Unidos tantos gobiernos de izquierda elegidos democráticamente en el continente americano. A los dos que siempre han sido su tradicional pesadilla, la Cuba comunista y la Venezuela ahora en manos del heredero de Hugo Chávez, Nicolás Maduro, se le unieron en los últimos años Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, El Salvador, Nicaragua, Panamá y Uruguay. Entre todos, aunque con matices, constituyeron una suerte de bloque en contra de las políticas auspiciadas por Estados Unidos y apoyaron, al menos retóricamente, la dictadura cubana, el final del embargo norteamericano contra esta isla caribeña y la supuesta revolución (¿?) liderada por Chávez en Venezuela.

Sin embargo, en una carrera por demostrar un radicalismo sin ambages de duda, Ecuador, Bolivia y Venezuela fueron más lejos que el resto del grupo y pusieron las relaciones políticas y diplomáticas de sus respectivos países en cuarentena con Washington. Argentina, en la misma línea, tampoco se quedó a la zaga y ha mantenido una retórica muy dura con respecto a sus vecinos del norte y sus instituciones financieras. Mucho más moderados, quizá porque tienen una mayor experiencia diplomática y saben lo que se juegan en un mundo cada vez más global y complejo, se han mostrado Brasil, Chile, Panamá y Uruguay

.IZQUIERDA LATINOAMERICANA ROMPE CON EUROPEOS Y DEMÓCRATAS NORTEAMERICANOSOtro aspecto que conviene tener en cuenta y que no se debe obviar, es que por primera vez esta izquierda latinoamericana se muestra autónoma, incluso diría que crítica, con respecto a sus antiguos aliados de la izquierda europea, tanto con los socialdemócratas como con otros grupos, y muy distante de los demócratas norteamericanos, antaño sus siempre sempiternos aliados en Estados Unidos. Esos vínculos, tal como se está viendo en estos días con los duros ataques recibidos por Felipe González al intentar mediar y defender a los presos políticos venezolanos, se están rompiendo y ya no tienen el valor y la referencia ética que tuvieron en otros tiempos. Hasta los sandinistas de Daniel Ortega, que fueron defendidos en su momento por González, han puesto el grito en el cielo y han criticado duramente la supuesta intromisión del líder socialista en los asuntos internos venezolanos. ¿Desde cuándo las cuestiones relativas a las violaciones de los derechos humanos son cuestiones internas?

En lo que respecta al resto de los países de la región, es lamentable contemplar la tibieza y la moderación que muestra la mayoría de ellos con respecto a la terrible situación que atraviesa Venezuela, convertida ya en una satrapía bananera sin que se atisbe, ni siquiera de lejos, una salida democrática negociada con la oposición política. Perú calla, México se abstiene de opinar y Colombia, para no ser menos que el resto de los aliados de Venezuela, apoya sin ningún género de duda al ejecutivo de Maduro, en una desvergonzada apuesta que no se entiende ni en Washington ni en algunos círculos de Bogotá. ¿Por qué lo hace el presidente Juan Manuel Santos? ¿Por cobardía o por convicción de que es la mejor apuesta para evitar problemas con su controvertido vecino?I

Incluso Barack Obama, perteneciente a los demócratas, seguramente se ha visto sorprendido por el volumen de críticas recibidas por parte de los que un día se encontraban más cerca de las posiciones políticas de su formación que de los republicanos. Pese a todo, parece que Obama tiene su propio guion, más allá de los exabruptos de Maduro y las salidas de tono de otros dirigentes, como Santos que llegó incluso a criticarle por las sanciones a algunos dirigentes venezolanos implicados en la represión política, y está dispuesto a superar ese desatino que ha supuesto el embargo norteamericano contra Cuba, que se ha saldado con un fracaso histórico y que no ha dado ningún resultado en este largo medio siglo.Estados Unidos, cuando parece concluir el mandato de Obama y nos aventuramos ante un incierto recambio, ha consolidado unas líneas claras en su política exterior que han estado centradas en reducir la dependencia energética con respecto a Venezuela, en consolidar sus relaciones con México y ayudarla -sin tocar el tema tabú: legalizar las drogas-, en la medida de lo posible, a reducir la criminalidad, y, finalmente, a intensificar las relaciones con los países considerados amigos, entre los que destacan, con voz propia, los del Bloque del Pacífico (Chile, México, Colombia y Perú).

AMÉRICA LATINA ENTRA EN RECESIÓN¿Y qué se puede esperar en los meses que restan hasta el final del mandato de Obama?Nada nuevo bajo el sol, que se dice vulgarmente, porque, definitivamente, el nuevo rol de Estados Unidos en la región ha venido determinado por un desinterés creciente hacia los asuntos regionales, una escasa determinación por defender los derechos humanos en Venezuela y en Cuba, un claro afán por abrirse hacia el Caribe y competir en esta zona de la región con una diplomacia más activa frente a Venezuela -haciendo negocios-, un continuismo casi alarmante en lo que afecta a sus fallidas políticas a la hora de afrontar el inmenso desafío que significa el narcotráfico y la ausencia de una estrategia general para ver como un todo a la región y no como una suma de intereses que te hacen orientar las políticas más en función de una coyuntura concreta que de un plan global.

Estados Unidos sigue sin tener grandes aliados en la región quizá porque durante años tuvo solo intereses, y los defendía con ahínco cuando debía, pero no amigos en el sentido literal de la palabra. Sin embargo, a pesar de todo, el momento le es muy propicio: la economía norteamericana se ha saneado tras su crisis, va como una locomotora, mientras que en América Latina se acabó la fiesta de las “comodities” y llegó la cruda realidad, la de encontrarse con las arcas vacías y no poder continuar con las políticas populistas cimentadas en el asistencialismo generalizado y el clientelismo descarado. Mientras Estados Unidos crece, produce y vende, al tiempo que China y Rusia muestran su cansancio tras años de crecimiento, la recesión es ya un hecho consumado en Argentina, Brasil, Venezuela y quizá muy pronto también en Colombia y Ecuador. Más tienen que ganar los países de América Latina en relanzar sus relaciones con sus vecinos norteamericanos que no en aventurarse en arriesgados pulsos de poder con el que sigue siendo, por mucho que les peses a algunos, el gran gigante del norte.

Leer más en: http://www.elheraldo.hn/otrassecciones/nuestrasrevistas/832248-373/el-nuevo-rol-de-estados-unidos-en-am%C3%A9rica-latina
Síganos en: www.facebook.com/diarioelheraldo y @diarioelheraldo en Twitter

El capo del narcotráfico arremete contra Felipe González

Por Ricardo Angoso, 16 Abril 2015 13:53

Venezuela acusa a Felipe González de haber dirigido ‘grupos paramilitares para asesinar a los que políticamente le contrariaban’

  • Acusa al ex presidente de que pretenda “erigirse en un monumento a la moral”

  • Critica que colabore con las defensas de los opositores encarcelados, Lopez y Ledezma

El presidente Diosdado Cabello durante la intervención del entonces...

El presidente Diosdado Cabello durante la intervención del entonces vicepresidente Maduro sobre el estado de Chaves, en enero de 2013. CARLOS GARCÍA RAWLINS REUTERSVer más

El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, ha criticado al Congreso de los Diputados español por pedir la liberación de los opositores encarcelados y ha cargado contra el expresidente del Gobierno Felipe González, al que ha acusado de “haber dirigido grupos paramilitares para asesinar personas que políticamente lo contrariaban a él”.

En declaraciones recogidas por Noticias24, Cabello ha dicho que le da “tristeza” que González pretenda “erigirse en un monumento a la moral”, con su anuncio de colaborar con las defensas de los opositores encarcelados Leopoldo Lopez y Antonio Ledezma.

Además, ha abundado en la protesta de Caracas por la proposición no de ley aprobada el martes por el Congreso de los Diputados, y se ha preguntado “con qué moral” se pronuncia el Parlamento español sobre Venezuela.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, reaccionó a ese texto anunciando próximas medidas contra España y acusando de racismo al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy. Esto motivó que Exteriores convocase el jueves al embajador venezolano en España para expresar su protesta y, a su vez, Caracas convocó también al embajador español.

Por su parte, Cabello añadió que en el debate en el Congreso los diputados de izquierda les dieron “una revolcada” a los representantes de “la derecha farsante” y a los que están “escondidos tras algún partido que en algún momento dijo que era izquierdas”, “defendiendo a Venezuela y sobre todo defendiendo la verdad”.

Y afirmó que unos “patriotas cooperantes” le han enviado desde España “unos vídeos” para que se vea cómo actúan los presidentes españoles. “Ocúpense ya de los problemas que ustedes tienen”, ha dicho.

Los tontos útiles de Maduro se reúnen en Madrid

Por Ricardo Angoso, 15 Abril 2015 11:28

El Ateneo acoge la Jornada por la reafirmación de la Democracia, Soberanía y Solidaridad con Venezuela

Ayer, el Ateneo de Madrid ha acogido la I Jornada por la reafirmación de la Democracia, Soberanía y Solidaridad con Venezuela, convocada por la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en España y El Movimiento Mundial de Solidaridad con la Revolución Bolivariana

España | Tercera Información/Diso Press | 15-04-2015 |  facebook yahoo twitter Versión para imprimir de este documento
JPEG - 119.7 KB
Autor: Eliezer Sánchez / DISO Press

Ayer, el Ateneo de Madrid acogió la I Jornada por la reafirmación de la Democracia, Soberanía y Solidaridad con Venezuela, convocada por la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en España y El Movimiento Mundial de Solidaridad con la Revolución Bolivariana, donde se ha explicado el estado de las relaciones de Venezuela con la comunidad internacional tras la declaración del Presidente Barack Obama de Venezuela como amenaza para la seguridad internacional.

Tras la VII Cumbre de las Américas, celebrada en Ciudad de Panamá entre el 10 y el 11 de abril de 2015, el acercamiento de los gobiernos de Cuba y Estados Unidos ha supuesto un avance en la política internacional en Sudamérica. El Gobierno de Venezuela, testigo de este acercamiento, ha aprovechado la situación para sacar a la luz el ataque continuado de los medios, que, en palabras del embajador de la República Bolivariana de Venezuela, Mario Isea Bohórquez, “No respetan la legalidad del Gobierno bolivariano de Venezuela, ni respetan a los ciudadanos que han votado libremente”.

Tanto el embajador como el resto de miembros de la mesa han querido denunciar “la falta de coherencia de los principales partidos políticos españoles”, por llevar a cabo esta tarde la presentación de una resolución conjunta entre Partido Popular (PP) y Partido Socialista (PSOE) por la liberación de Leopoldo López y Antonio Ledezma, ambos encarcelados por sus supuestas relaciones con el golpe de estado fallido en Venezuela en el año 2014.

El embajador ha aprovechado además para hacer un recuerdo del fallecido escritor uruguayo Eduardo Galeano, y recordar su efusiva defensa de la libertad de los pueblo de América Latina.

El acto ha contado con la participación de José Torres, miembro de la Fundación Rubén Darío; Pedro Barea, miembro de la Plataforma Bolivariana de Solidaridad con Venezuela de Madrid; Ángeles Díez, profesora de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) y Fran Pérez, secretario de Solidaridad y DDHH de Izquierda Unida.

Nicolás Maduro contra el mundo democrático

Por Ricardo Angoso, 10 Abril 2015 22:06


10 abril, 2015

DECLARACIÓN DE PANAMÁ SOBRE VENEZUELA DE LOS EX JEFES DE ESTADO Y DE GOBIERNO

Quienes suscribimos el presente documento, ex Jefes de Estado y de Gobierno Iberoamericanos, invitados por la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA) y preocupados por el curso que toma la grave alteración institucional, política, económica y social que afecta sin distinciones a nuestros hermanos venezolanos, hacemos constar lo siguiente:
La democracia y su ejercicio efectivo, fundamento de la solidaridad entre los Estados, consiste en el respeto y garantía de los derechos humanos, el ejercicio del poder conforme al Estado de Derecho, la separación e independencia de los poderes públicos, el pluralismo político, las elecciones libres y justas, la libertad de expresión y prensa, la probidad y transparencia gubernamentales, entre otros estándares, tal y como consta en la Declaración de Santiago de Chile adoptada por la Organización de los Estados Americanos en 1959, luego ampliada y desarrollada por la Carta Democrática Interamericana de 2001.
No obstante ello, el gobierno de Venezuela denuncia la Convención Americana de Derechos Humanos y sostiene una política de no reconocimiento ni acatamiento de las decisiones y pronunciamientos dictados por los órganos internacionales e interamericanos de tutela de derechos humanos, afectando gravemente el derecho al amparo internacional de derechos que consagra la Constitución de dicho Estado en beneficio de todas las personas.
En lo particular, es manifiesta la ausencia de independencia de la Justicia, la persecución judicial de quienes manifiestan y se expresan políticamente disidentes frente al señalado gobierno, la presencia reiterada de actos de tortura por funcionarios del Estado, la existencia de grupos para estatales armados y de apoyo al mismo gobierno, y el ambiente de total impunidad, a cuyo efecto se le exige la inmediata liberación de todos los presos políticos, entre otros del dirigente democrático Leopoldo López y los alcaldes Antonio Ledezma y Daniel Ceballos.
Sucesivamente, funcionarios de la policía política, sin rostros visibles, sin mediación judicial ni procedimiento de investigación previo, apresan por la fuerza al Alcalde Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, quien es la segunda autoridad civil de elección popular más importante en la capital de Venezuela, y hoy se le mantiene recluido junto a otros presos políticos, en una prisión militar; hecho que, siendo atentatorio del ejercicio del poder con apego al Estado de Derecho, lo anuncia y celebra el Presidente de Venezuela en cadena nacional de radio y televisión – imponiendo previamente un black out informativo sobre la actuación arbitraria e ilegítima de sus funcionarios – acusando luego a Ledezma de suscribir junto al preso político Leopoldo López y la diputada María Corina Machado una opinión política en la que afirman el carácter antidemocrático del gobierno de Nicolás Maduro y señalan las vías constitucionales que, a juicio de éstos, permitirían superar de conjunto la crisis venezolana.
Rige en Venezuela, además, una hegemonía comunicacional de Estado, decidida por el mismo gobierno desde noviembre de 2004 en su documento La Nueva Etapa, El Nuevo Mapa Estratégico de la Revolución Bolivariana. Al efecto, se han dictado leyes de control de contenidos de la información y para el incremento de las sanciones penales por delitos de desacato, promoviéndose la censura y la autocensura de la prensa. La violencia contra periodistas, columnistas y twitteros tiene carácter sistemático y se les criminaliza. Han sido cerrados medios de comunicación social independientes, sea por decisión oficial o propia, por falta de insumos o papel periódico cuya importación controla el Estado, tanto como se han suspendido las señales de medios extranjeros o han expulsado a sus periodistas del territorio nacional.
La Relatoría para la Libertad de Expresión de la OEA, en su Informe de 2013 da cuenta, por una parte, que “en Venezuela se ha producido un proceso de reformas estructurales del marco jurídico y de aplicación de políticas públicas que han debilitado las garantías del derecho a la libertad de expresión en el país” y, por la otra, hay un “uso persistente de declaraciones estigmatizantes utilizadas por funcionarios públicos para descalificar a periodistas, medios de comunicación y miembros de la oposición que expresan ideas, opiniones o difunden información contraria a los intereses del Gobierno venezolano”.
Desde 2009 la misma Comisión Interamericana de Derechos Humanos “considera que la falta de independencia y autonomía del poder judicial frente al poder político constituye uno de los puntos más débiles de la democracia venezolana, situación que conspira gravemente contra el libre ejercicio de los derechos humanos en Venezuela”. Dentro de dicho contexto, en medio de la aguda crisis venezolana mencionada, signada por la persecución y judicialización de la oposición democrática, el gobierno se ha hecho ahora de una “ley habilitante” a fin de legislar por vía de decretos ejecutivos sobre todas las materias del orden constitucional y para establecer sanciones, incluidas las penales, arguyendo la inminencia de un conflicto internacional e interior, y obviando la necesaria declaratoria – si fuese el caso – de un estado de emergencia que le obligaría someterse al control judicial y su observación por los organismos internacionales de derechos humanos.
Por lo mismo, cabe observar que sin la efectiva vigencia de un sistema de separación e independencia de los poderes públicos, que permita el control de los mismos, ninguno de los componentes esenciales de la democracia a los que alude la misma Carta Democrática Interamericana pueden llegar a tener verdadera aplicación en Venezuela; es decir, no puede haber posibilidad real de exigir y controlar la transparencia y probidad de las actividades gubernamentales, y la responsabilidad de los gobiernos en la gestión pública; no hay forma de garantizar el efectivo respeto de los derechos sociales ni la libertad de expresión y de prensa; no se puede asegurar la subordinación de todas las autoridades del Estado, incluyendo la militar, a las instituciones civiles del Estado; en definitiva, no se puede asegurar el respeto al Estado de derecho.
La alteración constitucional y democrática que sufre Venezuela se profundiza, asimismo, en el plano de lo económico y social, en razón, por una parte, de los señalamientos y evidencias que suministran gobiernos e instituciones financieras internacionales sobre actos de corrupción y lavado de dineros agravados que comprometerían a altos funcionarios y jerarcas militares venezolanos y, por otra parte, al constatarse el derrumbe de la economía venezolana, en la que si bien influye la caída internacional de los precios del crudo, sus dimensiones se explican en la ausencia de políticas públicas propias de una economía sana y moderna, que ha contribuido al señalado clima de corrupción y la dilapidación gubernamental de la riqueza nacional.
Ello ha generado una serie de problemas y desbalances en la economía venezolana, que van más allá de la caída internacional de los precios del petróleo y se han profundizado notablemente durante los últimos años. Éstos y aquéllos se presentan en los ámbitos fiscales, monetarios, financieros, cambiarios, petroleros y reales, dando lugar a una recesión muy profunda en el país y a una galopante inflación que mina la capacidad de compra y los ingresos familiares, acentúa la pobreza, genera desempleo y deteriora la calidad de vida de la población, particularmente la de aquellos que menos tienen. Un gasto gubernamental desbocado y desordenado que cada vez se distancia más de sus ingresos, ha generado enormes y crecientes déficits, que hoy ya alcanzan niveles equivalentes a cerca de 20% del PIB. Eso no solo ha hecho que la deuda pública se incremente notablemente, particularmente la interna, sino también que el gobierno haya forzado al Banco Central de Venezuela (BCV) a financiar buena parte de esa brecha a través de la creación masiva de dinero sin respaldo que, a su vez, se ha traducido en un crecimiento dislocado de la oferta monetaria.
Así las cosas, cuando los consumidores acuden a los mercados o farmacias no encuentran los productos que buscan, pues la oferta se restringe cada vez con mayor intensidad, debido a:
  • La hostilidad gubernamental a las pocas empresas privadas que subsisten a las ya expropiadas o confiscadas en procura de una economía de Estado;
  • La imposición de restricciones de todo tipo a productores y comercializadores, entre ellas controles desmedidos de precios sin tomar en consideración el comportamiento de los costos, condenando a muchos a trabajar a pérdida;
  • Los muy limitados accesos a las divisas dentro de una economía que poco produce y casi todo lo importa, acumulándose deudas con los proveedores externos;
  • La ineficacia creciente de las empresas públicas, muchas de ellas expropiadas o expoliadas al sector privado, que al pasar a manos del Estado producen mucho menos que antes.
En consecuencia, preocupados por el inmediato futuro de los venezolanos y obligados a contribuir con nuestra palabra a la afirmación de un clima de paz y de negociaciones que permitan abrirle senderos a una solución no violenta a la mencionada crisis, nos permitimos alertar sobre ello a los gobiernos de nuestros países y a la Cumbre de las Américas, así como expresar nuestro parecer en los términos siguientes:
a) La severa crisis democrática e institucional, económica y social que afecta a Venezuela y a todos los venezolanos no admite sino soluciones negociadas y sería irresponsable y hasta criminal reducirla o desfigurarla, en su origen y efectos, a una suerte de confrontación entre el gobierno de Nicolás Maduro y el llamado imperialismo norteamericano, o atribuirla a la mera caída de los ingresos petroleros.

b) Venezuela, a corto plazo y dentro del complejo ambiente que la afecta, signado por la persecución política de los opositores y la ausencia separación de poderes como de balances institucionales, vivirá un proceso electoral para la renovación de los representantes de la soberanía popular en la Asamblea Nacional; dado lo cual, sólo una observación internacional autorizada, imparcial, y técnicamente calificada, que acepte el Poder Electoral actualmente bajo control de militantes gubernamentales, podrá contribuir con la existencia de garantías para el debate político libre y el carácter justo, equitativo y transparente de los comicios planteados.
c) La corrección de los múltiples desequilibrios macroeconómicos existentes en Venezuela se logrará a través de la implementación de un amplio y complejo plan de ajuste, que incluye múltiples componentes como la racionalización del gasto gubernamental, la eliminación del financiamiento de gasto público deficitario por el Banco Central de Venezuela, la ampliación y diversificación de la producción interna; el estímulo y promoción de la inversión reproductiva; la desregulación de la economía. Pero su implementación, de suyo difícil y orientada a corregir los múltiples desequilibrios macroeconómicos existentes, puede generar efectos inmediatos que golpearían a toda la población, pero en especial al segmento de más bajos ingresos. Y ello reclamará la existencia de un liderazgo capaz de producir consensos democráticos, movilizar y asegurar un amplio apoyo político por la población, para lo cual será esencial la aplicación de una serie de planes sociales compensatorios efectivos, que mitiguen las adversidades.
d) La corrección de los severos desequilibrios que hoy se padecen en Venezuela exige un cambio radical en el manejo de la cuestión económica, un giro en su modelo político y económico, que tiene que hacerse dentro de un contexto de mucha amplitud. A su vez, tiene que responder a un esfuerzo que ayude a crear las condiciones que aseguren el éxito en la implementación ulterior de un plan de desarrollo sustentable de largo alcance; que busque no solo el progreso sostenido en lo económico, sino también la consecución de los objetivos de desarrollo permanente en materia política, institucional, social, ambiental, tecnológica, científica, cultural y de renovación ética. Solo así podrá salir Venezuela del atolladero que la atenaza, y logrará alcanzar el desarrollo y el progreso sustentable al que tiene derecho y deben aspirar todos los venezolanos, sin distinciones de ningún género. En suma y como desiderata cabe concluir que la única posibilidad de restablecimiento de la democracia en Venezuela y de una efectiva garantía de los derechos políticos, económicos y sociales de los venezolanos, pasa por el rescate del principio y sistema de separación de poderes, mediante la designación de sus titulares respetando las garantías democráticas representativa y participativa establecidas en la Constitución, de manera de asegurar su independencia y autonomía, comenzando por el Poder Electoral y a fin de que puedan asegurarse con imparcialidad, el desarrollo de elecciones libres y justas.

Así lo refrendamos, en el día de hoy, nueve de abril de dos mil quince.
  • Nicolás Ardito B., Panamá
  • Oscar Arias, Costa Rica
  • José María Aznar, España
  • Belisario Betancur, Colombia
  • Armando Calderón Sol, El Salvador
  • Felipe Calderón, México
  • Rafael Ángel Calderón, Costa Rica
  • Laura Chinchilla, Costa Rica
  • Alfredo Cristiani, El Salvador
  • Eduardo Duhalde, Argentina
  • Vicente Fox, México
  • Felipe González, España
  • Lucio Gutiérrez, Ecuador
  • Osvaldo Hurtado L., Ecuador
  • Luis Alberto Lacalle, Uruguay
  • Luis Alberto Monge, Costa Rica
  • Mireya Moscoso, Panamá
  • Andrés Pastrana, Colombia
  • Sebastián Piñera, Chile
  • Jorge Quiroga, Bolivia
  • Miguel Ángel Rodríguez, Costa Rica
  • Julio M. Sanguinetti, Uruguay
  • Alejandro Toledo, Perú
  • Álvaro Uribe, Colombia
  • Juan Carlos Wasmosy, Paraguay

La verdad hace años lo deberian haber hecho por Cuba

Fernando Vallejo sin comentarios

Por Ricardo Angoso, 8 Abril 2015 14:31

Vallejo se va con todo contra Santos y el proceso de paz

El escritor estuvo más ácido y provocador que nunca en este discurso con el que abrió la Cumbre Mundial de Arte & Cultura para la Paz.

Por: abril 06, 2015
Vallejo se va con todo contra Santos y el proceso de paz

Este sinvergüenza que tenemos en la presidencia, a la que subió predicando la guerra y en la que se reinstaló predicando la paz, por lo menos unas cuantas diferencias tiene con sus interlocutores de La Habana, los hampones de las FARC, con los que negocia de igual a igual: que no vuela torres eléctricas, ni siembra minas quiebrapatas, ni secuestra, ni mata, aunque sí extorsiona, a través de la DIAN, y recluta, a través del Ejército, a cuanto muchacho pobre logra agarrar.

A lo que le sumo su concierto para delinquir en calidad de director concertador de tres de los grandes combos o mafias de esas que aquí llaman partidos políticos: el de la U, el Liberal y el del Cambio Radical. Cuál cambio, cuál radical, si esto siempre ha sido aquí lo mismo, el reparto del botín de los puestos públicos y sus contratos entre un grupo de bellacos amafiados que se dicen buenos ciudadanos y que montan y desmontan partidos para sus fines.

La ruina de Colombia es inconmensurable: económica, social, cultural, moral, total. Millones de exiliados, millones de desplazados, millones de desocupados, una deuda externa de 100.000 millones de dólares, un sistema financiero de estafadores, un Congreso de corruptos, un poder judicial corrupto, el campo en ruinas, el peso en picada, la prensa arrodillada, las ciudades en manos del hampa, la inseguridad en todas partes, y como última razón y causa de todos nuestros males, la desaparición del Estado, el cual incumpliendo su función esencial de garantizar la vida y los bienes de todos no se los garantiza a nadie y solo existe aquí para atropellar y atracar: para atropellar con sus trabas y atracar con sus impuestos.

Pues para tapar la realidad monstruosa con cortinas de humo que no dejen ver lo que pasa, al sinvergüenza le dio por armar en Cuba un dizque “proceso de paz” con la banda más dañina y criminal que haya conocido Colombia, los bandoleros de las Farc. Surgido de la crema y nata de la gusanera de la clase política colombiana y traidor nato, el sinvergüenza de que estoy hablando se llama Juan Manuel Santos.

Que haya sentado en Cuba a sus enviados a negociar con los de las FARC como iguales se me hace perfecto porque lo son: alimañas todos. Unos bribones negociando con unos hampones. ¡Pero que haya sentado también a nuestros generales! Generales de Colombia que van a La Habana: ¿acaso a ustedes o a sus hijos los secuestraron o los lisiaron o los mataron los criminales de las FARC? No: a sus soldaditos, reclutados entre los muchachos pobres del pueblo, o a la gente humilde del campo que aquí siempre paga el pato. Ustedes están mandando desde la seguridad de sus oficinas de Bogotá, bañándose en la piscina del Club Militar y mamando a lo grande del presupuesto. Miserables.

Bendecida por los Castro (sostenedores desde siempre de las guerrillas colombianas porque son como ellos, carceleros, asesinos, narcotraficantes y dizque revolucionarios), la mesa de negociaciones de La Habana lleva ya dos años largos en ellas. ¿Y cómo negocian? En la oscuridad, aunque el sinvergüenza hace creer que es a la luz del día. ¿Y qué negocian? El botín, el de los altos puestos públicos y sus contratos. Los que durante doscientos años han gozado del botín enzarzados en guerras civiles y elecciones resolvieron ahora que a los de las FARC les tocaba probar el pastel al estilo de lo que ya hicieron con los del M-19, quienes lo que no lograron con las armas y el derramamiento de la sangre lo están logrando con el engaño de las urnas. Ya tienen la alcaldía de Bogotá y acabaron con la ciudad. Ahora van a seguir con Colombia.

Vuelvo al otro. Maneja sus marionetas de La Habana desde aquí mandando llevar y traer. Hoy van las víctimas, mañana los generales, pasado mañana irá Francisco, que es tan bueno. Que aproveche este san Francisco para lavarle los pies a Castro, el tirano que bendijo Wojtyla.

Hace cinco años, una semana antes de las elecciones en que lo eligieron, el manipulador de marionetas repetía como disco rayado que Álvaro Uribe era el más grande presidente de la Historia de Colombia. No bien salió elegido y al más grande presidente de la Historia de Colombia y su protector le dio su buena patada en el culo, perdón, trasero. Hasta risa me dio. Últimamente le tocó su patada a su exjefe Gaviria. Este payasito traidor sí es muy gracioso. Traiciona aquí, traiciona allá, es el traditor traditorum que diría Cicerón, nuestro traidor de los traidores.

A García Márquez hace un año, cuando murió, para sacar partido del muerto porque se le tambaleaba su reelección le organizó un homenaje de cenizas presentes en el Palacio de Bellas Artes de Méxicoy dijo en tan solemne ocasión que era el más grande de los colombianos: de hoy, de ayer y de mañana. A mí estas hipérboles garciamarquianas de nuestro Nostradamus criollo me encantan, máxime que a Gabito también lo usó y lo tiró. Él usa y tira vivos o muertos, según le sirvan o no le sirvan. ¡No estar vivo Gabito que era tan amigo de los Castro para que le ayudara ahora en sus negociaciones de paz!

Paso a hablar de las dos ocurrencias más geniales que ha tenido el guerrero pacifista: la “potencia emergente” y la “justicia transicional”. ¿Una potencia emergente con millones de pobres, millones dedesplazados, millones de damnificados y millones de exiliados que lavan inodoros en el extranjero? Lo que somos es una potencia exportadora: de colombianos. En cuanto a la “justicia transicional”, en realidad es la impunidad permanente. ¡Dizque esto es una democracia! Esto es una monarquía, y la impunidad la reina de Colombia. Juan Manuel Santos no es más que su primer lacayo.

Consumado el proceso de paz, ¿Timochenko irá de candidato a la alcaldía de Bogotá? A la alcaldía no: a la presidencia. Para la alcaldía va Iván Márquez compitiendo con los pacifistas Mockus y Petrus. Mockus, lituano huido in útero de Stalin se instaló en Colombia a matar perros con su sicaria Beatriz Londoño, la electrocutadora de Engativá. Pasa por bueno pero es malo. Se hace el loco pero es un imbécil. ¿Y Petrus, el reintegrado del M-19, los que se robaron la espada de Bolívar? Se la habrán robado, pero la devolvieron, y como la devolvieron no se la robaron y entonces ahí no hubo delito. Como no habrá delito, en virtud de la justicia transicional, para el que le voló los ojos con una mina quiebrapatas a un campesino o a un soldado. O los oídos. O las piernas. O para el que lo mató con un burro cargado de cilindros de gas. ¿Y la reparación satisfactoria a estas víctimas qué? ¿Cómo se logra? Ningún problema. Viene Cristo y les devuelve la vista, el oído, el caminado, la vida a los afectados. ¿Y si no viene? ¡Cómo no va a venir! ¿Entonces para qué somos un país católico?

Ciento sesenta y dos órdenes de captura pesan sobre Timochenko, quien sumando las condenas que le han impuesto los varios jueces que lo han juzgado tiene que pagar 178 años de cárcel. ¿Cómo resuelve esto la justicia transicional? Muy fácil. Puesto que con capturar al fugitivo una vez ya queda capturado, las 161 órdenes restantes salen sobrando: con una sola captura basta. ¡O qué! ¿Es que usted captura a un prófugo 162 veces? Y puesto que el prófugo se entregó motu proprio acogiéndose a la justicia transicional, quedó sin haber captura pues fue entrega. ¿Y los 178 años de cárcel? Los paga en milisegundos. En la justicia transicional un año es un milisegundo. Por eso es tan transicional. ¿Entonces Timochenko solo va a pagar 178 milesegundos de cárcel? Pobre, no va a alcanzar ni a comerse una empanada de iglesia.

Habiendo pagado su condena, Timochenko saldrá de la cárcel para las elecciones y de las elecciones para la presidencia. Excelentísimo señor doctor don Timochenko, presidente de la República de Colombia: Espérese un poquito aquí en el lobby antes de ingresar a la sala, que le vamos a tocar el himno. “Oh gloria inmarcesible, oh júbilo inmortal”. ¿Qué querrá decir inmarcesible? Piedad Córdobaha de saber. Piedadcita conoce todas las coordenadas.
Colombianos: maten, roben, extorsionen, violen, secuestren, que el anticuado concepto del delito aquí desapareció. Somos una potencia emergente, somos la revolución jurídica, somos la vanguardia del planeta.

Al Padre Eterno le salió su Único Hijo bobo. Se hizo colgar de una cruz para redimirnos, han pasado dos mil años y miren dónde estamos. Peor no puede estar Colombia ni puede estar el mundo. ¿Cuántos años más se van a necesitar para que surta efecto su redención? ¿Otros dos mil? El Hijo de Dios e insultaba con nombres de animales como cualquier Fidel Castro: “Id y decidle a ese zorro que yo predico y hago milagros”, le mandaba decir a Herodes. “Serpientes, raza de víboras”, les decía a los fariseos. Y dizque “No les deis las perlas a los cerdos”. Sí se las doy, y a mis perros caviar. Nunca le cupo en su cabecita loca que puesto que los animales sufren también son nuestro prójimo. Los zorros, los cerdos, los perros, las vacas sufren, por lo tanto son mi prójimo. Su mal ejemplo pervive. Por eso Beatriz Londoño, la sicaria de Mockus, puede electrocutar impune a cuatrocientos perros en Engativá mojándolos con agua en el amanecer de la sabana y tirándoles varillas de hierro electrizadas. ¡No ser yo presidente de esta republiquita para electrocutar a esa vieja en pelota y mojada con agua fría!

Vuelvo al loquito de Galilea que no quería a los animales como Antanas Mockus. Le dio por abolir la Ley del Talión, la del ojo por ojo y el diente por diente, y miren cómo está el mundo. El hombre nace malo y la sociedad lo empeora. Su tendencia natural es a obrar mal y no tiene redención. Al niño hay que castigarlo para que aprenda. Sin castigo para el que hace el daño no puede existir la sociedad. Solución rápida: que se restaure la Ley del Talión pero perfeccionada: los dos ojos por uno, todos los dientes por uno, y como el hombre no tiene sino una vida, que el que mate pague con la suya y con la vida de su madre. Repudio la justicia transicional. Repudio que siga habiendo aquí prescripción del delito. Que no se quede en Colombia sin castigo ni el robo de un tornillo. Máxime si se lo sacaron a uno de la cabeza.

Dos años llevan en La Habana con el cuento de la paz, escamoteando desde el principio, deliberadamente, el punto esencial, el de si van a pagar cárcel por sus crímenes los delincuentes de las FARC. Si sí, cuánto y en qué. ¿En años, o en milisegundos? ¿Por qué lo están dejando para el final? Para embrollar y diluir la infamia contando con la olvidadiza memoria humana. Nada van a pagar. Se reintegrarán a la sociedad como los reinsertados de Uribe, que siguen delinquiendo, y formarán un nuevo partido, el de Justicia y Libertad, para sumárselo al Liberal, al Conservador, al de la A, al de la B, al de la C, al de la U, a la Alianza Verde, al Polo Democrático, al Centro Democrático, a la Opción Ciudadana, al Cambio Radical, y se pegarán de la ubre pública como los de todos estos.

Andaba de asesor en narcotráfico en México y de negociante en La Habana, de donde acaba de regresar a ocuparse del desminado (no con sus propias manos, claro, con las ajenas), un general Naranjo, de cuatro soles, Ministro para el postconflicto, quien sin haber cruzado una bala con delincuente alguno ha llegado a ser el mejor policía del mundo. O sea que aquí tenemos: el mejor policía del mundo, el mejor presidente del mundo y el mejor colombiano del mundo. ¡Cómo no vamos a ser el país más feliz del mundo! En las pasadas elecciones, para servir a la patria, este general-policía se le ofreció a Santos de vicepresidente para el período de la reelección. No se le hizo porque no contaba sino con dos votos, el suyo y el de su mujer, y Santos le dijo que tenía que poner dos millones, que multiplicara su caudal político por un millón. Pero que llega, llega, y no a la vicepresidencia: a la presidencia. Entonces Santos sentirá en trasero propio lo que sintió Uribe. El que a hierro mata a hierro muere. ¡Ministro del postconflicto! ¡Cuál postconflicto! Mientras no se castiguen los crímenes de las FARC aquí no se ha acabado ningún conflicto.

Santos: Hace un año en declaraciones a El País de España dijiste (y me podés ver en YouTube leyéndolas en un ejemplar de ese periódico en la última Feria del Libro de Bogotá), que ibas a convocar a un referendo o plebiscito para que Colombia aprobara o rechazara lo que se acordara en La Habana. Como sos un negociante que compra y vende y un fumista que lanza pantallas de humo, te pregunto si nos vas a escamotear ahora el plebiscito.

Compradores de conciencias con puestos públicos, traidores de lealtades efímeras: Repudio su reconciliación. Repudio su paz. Solo quiero que se les haga justicia a las víctimas de las FARC y se castigue a sus victimarios, y de paso a los que los solapan con conversaciones de impunidad que llaman de paz.

César Gaviria le entregó a Pablo Escobar a Medellín y a Bogotá para que los bombardera y devastara; le permitió construir su cárcel privada de La Catedral en Envigado para que desde allí siguiera delinquiendo y asesinando y le metiera preso a su viceministro de Justicia; sin haber pavimentado ni una calle abrió la importación de carros y embotelló el país; abrió la importación de textiles y demás productos que aquí se producían y acabó con la industria colombiana.

Andrés Pastrana, para hacerse elegir, fue a los Llanos a abrazar a Tirofijo y ya electo le entregó el Caguán para lo convirtiera en su bastión desde donde nos atacara. Álvaro Uribe instauró para sí mismo la reelección inmediata; extraditó a los Estados Unidos a espaldas del país, de la noche a la mañana para que no hablaran, a los grandes capos paramilitares, que allá tenían cuentas pendientes por narcotráfico pero que aquí las tenían por los más monstruosos crímenes de sangre; hoy muchos de sus funcionarios más cercanos andan fugitivos acusados de montones de delitos de los que él se lava las manos; y aunque sus hijos se han hecho ricos echando azadón y pala, él como papá está pobre. Pues Juan Manuel Santos fue ministro de los tres y por lo tanto su cómplice. Juan Manuel Santos es el más grande bellaco de la Historia de Colombia, y estas jornadas por la paz una farsa.

España, entre Podemos y Ciudadanos

Por Ricardo Angoso, 3 Abril 2015 18:13

Ricardo Angoso: Profecías políticas bastante predecibles para España

3 de abril de 2015

España 343009

Sin que nadie parezca quererlo remediar, el Partido Popular (PP), liderado por ese maestro de la tibieza y los paños húmedos que es Mariano Rajoy, se encamina a una derrota electoral el próximo mes de mayo. Las elecciones municipales y regionales, que se celebran en un clima de incertidumbre, descrédito de la clase política y tímidas señales de que se avecinaría una recuperación económica (¿?), serán el punto de inflexión para el gran cambio político que se está gestando en España.

España rostros de la política 2015
A la desaparición del bipartidismo reinante por más de tres largas décadas, se le vendrá a unir la irrupción en la escena y la entrada en las instituciones de dos nuevas fuerzas políticas: una a la derecha, que será Ciudadanos, y otra a la izquierda, que personifica ese movimiento contradictorio y radical que es Podemos. Aparte de estas dos fuerzas, en un juego político a cuatro si sumamos a los socialistas y a los populares -el PSOE y el PP, respectivamente- en las instituciones a elegir en mayo es más que predecible que entren otros actores en alza y cada vez con un papel más claro de árbitros en el gran tablero que está por venir.


Me refiero, claro está, a otras que seguramente obtendrán representación parlamentaria, -auguro alrededor de una veintena-, y que convertirán al parlamento en un ente ingobernable y atomizado, donde formar gobierno y construir sólidas mayorías requerirá de pactos y amplios consensos. En cualquier caso, según cuentan los sondeos y estudios de opinión locales, la tendencia mayoritaria parece favorecer a la izquierda y aleja irremediablemente a la derecha liderada por el PP del gobierno, simplemente porque no va tener a nadie con quien pactar.

LOS SOCIALISTAS, PIEZA CLAVE PARA LA GOBERNABILIDAD

España bipartidismo 9Otra de las profecías bastante predecibles es que la gobernabilidad estará en manos de las dos nuevas fuerzas y de otras pequeñas. Socialistas y populares ya no podrán repartirse el país como un cortijo y tendrán, necesariamente, que buscar acuerdos. En este escenario, obviamente, la posición del PSOE es central y podrá jugar con más posibilidades que el PP, dada su ubicación ideológica más hacia el centro. Los socialistas podrían formar gobierno tanto con Podemos como con Ciudadanos.

Pero también es más que seguro que una vez Podemos llegue a las instituciones, lo que ocurrirá previsiblemente tras los próximos comicios regionales y locales, es que moderará su discurso y adoptará una posición más pragmática y alejada de la muchachada tardoestalinista que ahora jalea a sus líderes. Al igual que ha ocurrido en Grecia con la izquierdista Syriza, la cruda realidad económica, unido a que una cosa es predicar y otra dar trigo, llevarán a una toma a tierra a esta formación que siempre se ha mirado en el espejo de la que ahora gobierna a los helenos de la mano de ese vendedor de humo que es Alexis Tsipras.

ESPAÑA NO ES GRECIA

Podemos y Syriza
Pero aún hay más: España no es Grecia. En primer lugar, España es una realidad plurinacional donde las fuerzas de carácter nacionalista gozan todavía de una gran potencia en Cataluña, País Vasco, Navarra, Galicia e incluso en la Comunidad Valenciana, por no hablar de las islas Baleares y Canarias, y donde cualquier propuesta de gobernabilidad pasa por esas fuerzas, tal como la historia reciente demuestra. Una mayoría absoluta de Podemos es, simplemente, una tesis de imposible cumplimiento, dada la complejidad social, política y regional del país.

España católica
Y, en segundo lugar, existe una España profunda, católica, conservadora e incluso me atrevería a decir que beata que siempre ha votado por las formaciones de derecha y que no va a trasvasar su voto desde esos planteamientos políticos hacia los extremistas de Podemos. Quizá ese votante no se está manifestando ahora en las encuestas, pero seguramente sí lo hará en las urnas. Hay una tendencia, una suerte natural de ese segmento, de perdonar todas las tropelías y desmanes a nuestros dirigentes el día en que llegan a las elecciones.

Por último, pero no menos importante, está otro elemento a tener en cuenta: las grandes derrotadas en casi todas las elecciones celebradas en España han sido las encuestas. Existe un voto oculto, tal como se ha visto en las elecciones generales de 1993, 1996 e incluso en el 2000, que siempre es favorable a los socialistas y actúa en detrimento de la derecha. Y ese voto, no casualmente, se manifiesta con especial fuerza cuando la continuidad de esta fuerza se pone en duda.

Las encuestas señalan tendencias, claro que sí, pero no son el resultado final en las urnas. Al día de hoy tenemos ya dos elecciones -europeas y andaluzas- y en ambas Podemos y Ciudadanos han obtenidos unos resultados relativamente buenos si tenemos en cuenta que partían de cero. Pero que no se olviden de algo ambas formaciones: los éxitos obtenidos tienen más que ver con los deméritos y errores de los dos grandes partidos, PSOE y PP, que con los méritos propios. Tocar la bocina cuando el coche de adelante no arranca es fácil, lo difícil es arrancarlo y ponerlo en marcha. Podemos está en una situación de fuerza porque está tocando la bocina, pero llegará el día de toparse con la cruda realidad económica, como le paso a los “genios” Syriza, y tendrán que tomar medidas impopulares, retratarse y hacer política.

España Banderas ondeando
En cualquier caso, y a modo de resumen, la profecía más certera es que la España que salga de las próximas citas electorales será un país bien distinto al que conocíamos hasta ahora. Tendrá un espectro político más plural, complejo y diverso, en donde harán fuerza grandes pactos para gobernar en las instituciones. El futuro ya está aquí. El bipartidismo ha muerto, y eso ya no es una profecía, sino una realidad puesta sobre la mesa con los resultados escrutados en las urnas en las últimas elecciones. Resulta increíble como la torpeza política de algunos, junto con su soberbia infinita y su exhibición de una cleptomanía rayana en lo miserable, puede habernos llevado a este escenario al que nos aventuramos sin realmente saber si será para bien o para mal. Veremos qué pasa.


Ricardo Angoso 2Ricardo Angoso
Periodista español
rangoso@iniciativaradical.org
@ricardoangoso


Venezuela se hunde, mientras Maduro sigue con sus bufonadas

Por Ricardo Angoso, 1 Abril 2015 17:07
EN UN ACTO DE LAS JUVENTUDES CHAVISTAS

Maduro simula un combate de boxeo en plena calle

El presidente de Venezuela simuló un combate de boxeo en plena calle durante un acto de las juventudes chavistas.

LD (AGENCIAS) 2015-04-01

Durante un acto con miembros de las juventudes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en el estado de Cojedes, el chavista simuló un breve combate con el joven boxeador y cantante de hip hop venezolano Gandhi Arocha sin dejar de sostener el micrófono con una de sus manos. Tras esta breve exhibición, Maduro se comparó con una de las figuras más importantes de la historia de este deporte: “¡Como Cassius Clay!”.

El presidente de Venezuela aprovechó para lanzar un nuevo mensaje a su homólogo estadounidense, Barack Obama, a quien recuerda que tiene “más de cinco millones y medio de firmas de venezolanos” en contra del decreto en el que tacha al país sudamericano de “amenaza” para la seguridad nacional de Estados Unidos.

Nicolás Maduro dijo que “Venezuela no es una amenaza, Obama, Venezuela es esperanza de vida, es historia gloriosa de Bolívar; la Patria de Bolívar, Obama. No te equivoques con Venezuela, Obama. Esta es la patria de los libertadores”.

Ernesto Samper calla, mientras Maduro y mata y Telesur justifica el crimen

Por Ricardo Angoso, 27 Marzo 2015 16:05

Samper:EE.UU. no entiende que no puede controlar a otros países

Ernesto Samper, secretario de Unasur, espera que en la Cumbre de las Américas se discuta una nueva relación entre Latinoamérica y Estados Unidos. | Foto: EFE Previous Next Publicado 26 marzo 2015 0+ Te Recomendamos Cuando falta poco para la celebración de la Cumbre de las Américas, en la que se espera la participación de Cuba tras ser expulsada hace 53 años, Estados Unidos planea aumentar su presupuesto para Latinoamérica en aras de continuar su política injerencista contra la isla y la región.

El secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, opinó este jueves que todavía Estados Unidos “no ha entendido que ningún país puede reservarse el derecho de certificar la conducta de otro”.  Las declaraciones de Samper surgen tras la petición del Gobierno de Estados Unidos de un aumento de su presupuesto para Latinoamérica en un 35 por ciento en 2016, que alcanzaría unos dos mil millones de dólares. Lea aquí: Samper espera que Cumbre de las Américas sirva para el diálogo Parte de esos recursos estarían dedicados a la supuesta promoción de la libertad de prensa, los derechos humanos y la democracia en Cuba, Venezuela, Nicaragua y Ecuador.

“Si un país insiste en que el único camino es su propio derecho a imponer sus juicios y sus criterios, pues simple y sencillamente, vamos seguir teniendo una relación equivoca y conflictiva con los Estados Unidos”, dijo Samper, quien consideró que existen escenarios para tramitar las diferencias y opiniones entre naciones. Samper dijo esperar que la VII Cumbre de las América, que se realizará el próximo 11 y 12 de abril, sirva para discutir “sobre qué bases se va a estructurar una nueva relación de América Latina con los Estados Unidos”. Agregó que “si Estados Unidos quiere establecer una nueva relación, a partir del reingreso de Cuba a la familia interamericana, debería tener en cuenta que el único camino posible es el camino del multilateralismo”. EN CONTEXTO La VII Cumbre de las Américas a realizarse en Panamá espera reunir a representantes de 35 países de la región de los cuales 22 mandatarios han confirmado su asistencia.

Cuba participará este año en el encuentro, luego de ser el único país del hemisferio al que, desde 1962, no se le había permitido su participación en la Cumbre de las Américas, tras ser expulsada -por órdenes de Estados Unidos- de la Organización de Estados Americanos (OEA). En el evento, también se espera que la Unasur pida al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, que derogue la orden ejecutiva emitida el pasado 9 de marzo, en la que agrede a Venezuela tras acusarla de ser una “amenaza inusual y extraordinaria” para la seguridad del país norteamericano. El gobierno venezolano inició una recolección firmas para exigir la derogación del decreto ejecutivo, las cuales serían entregadas en la Cumbre de las Américas.

Este contenido ha sido publicado originalmente por teleSUR bajo la siguiente dirección:
http://www.telesurtv.net/news/Samper-EE.UU.-no-entiende-que-no-puede-controlar-a-otros-paises-20150326-0244.html. Si piensa hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y coloque un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. www.teleSURtv.net